La Reina Letizia se venga de Juan Carlos I: la foto prohibida que hace correr por España

stop

La imagen que deja en evidencia al rey emérito

Ceremonia de abdicación del Rey Juan Carlos | EFE

10 de noviembre de 2018 (13:10 CET)

La Reina Letizia nunca deja nada al azar. Todo lo que ocurre dentro y fuera de palacio en torno a la Casa Real es controlado y supervisado por Ortiz. Y más si se tratan de fotografías que la Reina sabe que circularán por todos los medios.

Fotografías como las que se tomaron con motivo de la celebración del 80 cumpleaños de su suegra, la reina emérita Sofía. A la Zarzuela acudió toda la familia (menos Iñaki Urdangarín, por motivos obvios) y Sofía quería tener un bello recuerdo del encuentro.

Se decidió que una buena manera de hacerlo y de dar una imagen de cara al pueblo de unidad y de ‘buen rollo’ entre todos fue con una foto al pie de la escalera de la entrada. Sin embargo, la foto dejó en evidencia al rey emérito Juan Carlos.

La foto prohibida

Y es que, como podemos ver en ella, la pierna derecha del monarca no es que esté precisamente recta. Todo lo contrario. “Parece un tullido”, aseguran en las redes sociales. El caso es que Juan Carlos se negó, como es habitual en él, a aparecer con bastón y sentado.

Su imagen es lo más importante para él y no quería dar una mala impresión. Finalmente se optó por que estuviese erguido, pero el resultado ha sido incluso peor. Sin embargo, lo curioso de la historia no es la extraña posición de la pierna del emérito, sino que parece ser que no fue otra que Letizia la que dio el ‘ok’ a su publicación.

Así lo cuentan desde dentro: “Aunque él se empeñara y no quisiera aparecer con el bastón, la foto es una mala jugada para El Jefe. Se ve claramente que le ocurre algo en la pierna. Al final, la que decide qué foto se manda a los medios es ella -la Reina Letizia- y podría parecer que lo hace aposta para que todo el mundo vea cómo se encuentra su suegro”.

De ahí que muchos hablen de la particular ‘venganza’ de la Reina Letizia. Una foto en la que, de hecho, tan sólo la familia Real (los que están delante a excepción de Juan Carlos) salen favorecidos. El resto, no es que hayan quedado precisamente para enmarcar. Letizia lo sabía, y de ahí su ‘ok’. Una venganza que, viendo el impacto que ha tenido la imagen en todo el país, ha quedado más que consumada.

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad