El Rey Felipe VI y la Reina Letizia  | EFE

La Reina Letizia pierde los nervios por una “amiga muy especial” de Felipe VI

stop

El último lío que pone patas arriba la Zarzuela

12 de enero de 2019 (14:40 CET)

La Reina Letizia esta de los nervios. Y es que una “amiga muy especial” del Rey Felipe VI vuelve a ser noticia. De hecho, tras muchos años desaparecida, ahora Eva Sannum vuelve a copra titulares y a estar en boca de todos en la Zarzuela.

No se sabe muy bien porqué (algún día se sabrá) pero ahora Sannum vuelve a reaparecer en los medios, algo que no es que le haga especial ilusión a Ortiz. No es para menos. La relación que mantuvieron (aunque no de forma oficial) la modelo y el entonces príncipe aún sigue provocando ciertos recelo en la Reina.

Resultado de imagen de eva sannum

Los nervios de la Reina Letizia

Y es que no son pocos los que, ahora que ya han pasado unos años, consideran que “Letizia ha hecho buena a Eva”. Felipe y Sannum tuvieron una relación durante años, pero la presión de Juan Carlos y de Sofía acabó por romper la relación. Los entonces reyes no querían saber nada de Eva. Consideraban que una modelo no estaba capacitada para ser reina y que Felipe debía alejarse de ella.

Y así fue. Sin embargo, años más tarde, cuando conoció a Letizia y se enamoró, sus padres volvieron a jugar la misma carta. Pero el hoy Rey se negó a echar al traste otra relación e incluso amenazó con renunciar a sus derechos sucesorios si Ortiz no contaba con el ‘ok’ de sus padres.

La Reina Letizia, el Rey Felipe VI y Juan Carlos | EFE

La historia ya se sabe cómo ha acabado, con Letizia siendo Reina y con una relación más que rota con sus suegros. Eso sí, parece ser que ahora no son pocos los que, desde el entorno de Felipe, admiten que hubiese preferido ver de Reina a la Sannum antes que a Ortiz.

Letizia lo sabe. Sabe que tiene a muchos en contra y lo último que necesita ahora es ver como la ex de Felipe vuelve a aparecer por los medios. Los nervios están a flor de piel y Eva no es precisamente una mujer que tranquilice a Letizia. Todo lo contrario.

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad