La Reina Letizia | EFE

La Reina Letizia o “lío de celos”. Y es con otra mujer: el show en el Palacio Real

stop

La mujer de Felipe VI y su última polémica

29 de noviembre de 2018 (14:15 CET)

Que la Reina Letizia es una mujer a la que le encanta ser el centro de atención no es ningún secreto. Tampoco que siempre elige adecuadamente su vestuario para que así sea.

El problema es que no siempre acierta. Eso es lo que le ocurrió el pasado miércoles por la noche en el Palacio Real. Con motivo de la vista de estado a España de la presidente de la República Popular de China, Xi Jinping, los reyes organizaron una cena en su honor en palacio.

El lío de celos

El caso es que, al contrario de lo esperado, no fue la esposa de Felipe VI la que más brilló en la recepción, sino que fue la esposa de Pedro Sánchez, Begoña Gómez, la que centró todas las miradas.

Algo que, como bien han apuntado muchos en las redes sociales, provocó un “lío de celos” por parte de la Reina Letizia. Y es que Begoña, tal y como cuentan los presentes, fue la que mayor atención captó.

Su elección de vestido y joyas fue mejor que la de la de Ortiz. O al menos eso es lo que se desprende de las opiniones de los expertos. Y eso que Letizia había echado toda la carne en el asador apostando por primera vez por una tiara espectacular.

Eso sí, repitió vestido. Quizás fuera esa la causa de su ‘fracaso’ en la disputa con Begoña, que escogió un acertado diseño que no dejó indiferente a nadie.  O quizás también  fueron las ganas que tenían muchos de ver el estreno oficial de la mujer del presidente del gobierno español lo que provocó que se llevara todas las miradas.

Durante la cena. (EFE)

El caso es que, tal y como cuentan desde dentro, a Letizia no le hizo ni pizca de gracia ver que otra mujer le robaba el protagonismo. Y menos una Gómez que, hasta le fecha, ya se había dejado ver en público junto a Sánchez y a la que muchos acusan de querer robarle el protagonismo institucional y mediático a Ortiz.

Algo que sí que ocurrió ayer en una cena y una recepción que en el Palacio Real tardarán en olvidar.

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad