La Reina Letizia | EFE

La Reina Letizia o las adicciones (y una en concreto) que tapa Felipe VI

stop

Las obsesiones de la ex de Televisión Española

27 de octubre de 2018 (15:01 CET)

Desde que se convirtió en la Reina, Letizia no ha dejado de estar en el punto de mira. Todas sus acciones y apariciones públicas han sido estudiadas con lupa. Y es que las manías que tiene y que han salido a la luz a lo largo de los años han dejado indiferentes a muy pocos. Veamos, como definen algunos, las “adicciones” de la Reina.

La adicción más curiosa de Letizia

Adicción al teléfono móvil

Una de ellas es el uso del teléfono móvil. Se dice que la monarca tiene un celular personal que utiliza para mantener el contacto son sus amigos. El problema es que ha ido a utilizarlo en algunos momentos de lo más desafortunados.

Por ejemplo, el pasado 12 de octubre, mientras alidaba con la mano izquierda, escribía mensajes con la derecha. “¿Qué clase de reina saluda con la mano izquierda mientras usa el móvil con la derecha en el día de la Hispanidad?”, se preguntan en algunos medios.

Adicción por el físico

También es conocida su obsesión por la imagen física. Por un lado, se le conocen muchas operaciones. La Reina se ha retocado, entre otras cosas, la nariz, los pómulos o el mentón. Asimismo, utiliza a menudo diferentes mascarillas para el pelo y el rostro.

letizia mentoplastia

Además, se pasa horas haciendo ejercicio para mantener la línea. Tiene incluso un entrenador personal con el que pasa muchas horas a la semana.

Obsesión por la alimentación

La alimentación es otra de las cosas que preocupa a la ex de Televisión Española. Una obsesión que ha traslado a sus hijas y que ha mezclado con la sobreprotección que tiene sobre las pequeñas.

Sobreprotección por Leonor y Sofía

Por ejemplo, tal y como recogió Diario GolLetizia intervino para diseñar el menú del comedor, que ahora deben seguir todos los alumnos. Un menú basado en verduras, caldos, purés y pescado, y que no contempla fritos, grasas o carbohidratos. Y no es el único cambio que ha hecho en el colegio.

La Reina obligó al centro a instalar una verja de dos metros de altura, con tal de que nadie de fuera pudiera ver qué hacían sus hijas en la escuela.

El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, junto a la Reina Letizia y sus hijas, y la ministra Margarita Robles, a su llegada al desfile del 12-O, en Madrid. Foto: EFE/JJG

Además, ahora los estudiantes cuentan con pizarras electrónicas, ordenadores portátiles y mobiliario nuevo. Apuntan que la monarca quería lo mejor y lo último para sus pequeñas.

No obstante, eso solo ocurre en el colegio. En casa la princesa Leonor y la infanta Sofía tiene prohibido ver la televisión, el uso del ordenador y del teléfono móvil en el día a día. Solo el fin de semana Letizia es algo más permisiva.

Tan prohibido como que las niñas inviten a sus amigos a sus cumpleaños. De ahí que en las fotos de los aniversarios siempre aparezcan solo ellas y sus padres.

Asimismo, cuando acuden a los cumpleaños de otros tampoco transcurre todo con normalidad. Letizia no quiere que sus hijas aparezcan en las fotografías y los vídeos de los otros padres. De hecho, se cuenta que en una ocasión los guardaespaldas pidieron las cintas y las tarjetas de memoria a los padres que habían registrado algo durante la fiesta. Recuerde a la princesa de Asturias que las niñas no nos molestan nada, pero no han sido invitadas“, le habría contestado uno de los padres.

 

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad