La Reina Letizia| EFE

La Reina Letizia o “Intento de suicido”. El secreto que Felipe VI calla: “Tenía una pistola”

stop

El polémico episodio que tapan en la Zarzuela

30 de noviembre de 2018 (12:30 CET)

Son muchos los secretos de la familia real que se guardan en el Palacio de la Zarzuela. Como en todas las casa reales, lo que ocurre dentro pocas veces sale a la luz. Es por eso que, cuando uno de esos secretos es revelado, el lío estalla.

Y el que se ha revelado ahora tiene como protagonista a Juan Carlos I. El ahora rey emérito, cuentan, no ha digerido aún su abdicación. Es más, cuentan desde su entorno que se arrepiente, y mucho, de haber tomado esa decisión.

Una decisión que, por otro lado, en ningún caso nació de su voluntad por dejar el trono, sino de un plan meditado y llevado a cabo por su hijo Felipe y su esposa Sofia, con quien es bien sabido que Juan Carlos no tiene precisamente una relación de amor y cariño.

Juan Carlos I | EFE

El “intento de suicidio”

El caso es que, tras el episodio con la polémica foto de caza en Botsuana, la vida del monarca cambió. Vaya si cambió. A partir de entonces, la libertad de la que había gozado durante toda su vida derivó en un control absoluto de todos su pasos.

Fue en ese momento en el que, solo y prisionero en su palacio, Juan Carlos quiso olvidarse de todo e ir a pasar unos días de lujo y placer a Abu Dabi, uno de sus destinos preferidos para perder de vista a Felipe, Sofia y la Reina Letizia, a quien tampoco puede ni ver.

El caso es que, cuando ya lo tenía todo planeado se le comunicó que el viaje quedaba cancelado. El escándalo que hubiese supuesto dicha escapada no podía permitirse y el Borbón se quedó sin sus días de ‘retiro’.

Abatido y viendo que ya no tenía libertad para hacer y deshacer a su antojo, cuentan desde dentro que levantó el teléfono y le dijo a un buen amigo y confidente: “Mándame una pistola para que me suicide”. Un amigo, obviamente cuyo nombre no ha sido filtrado, que “tenía una pistola”.

Un “intento de suicidio” que tampoco es que creara mucho pánico en la Zarzuela. Y es que, como es de sobras conocido, la familia real es del todo menos una familia. Las relaciones entre unos y otros están más que rotas y, por mucho que se intenten transmitir la imagen de unión y cariño (como en el pasado cumpleaños de la reina Sofía), lo ciento es que cada uno va por su lado.

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad