Letizia e hijas| EFE

La Reina Letizia no deja ver estos programas de tele a Leonor y Sofía (y hay sorpresa)

stop

La monarca veta algunos contenidos a las pequeñas

28 de octubre de 2018 (13:35 CET)

Control absoluto. Tal y como recogía Diario Gol recientemente, la Reina Letizia tiene una enorme sobre protección sobre sus hijas, la princesa Leonor y la infanta Sofía.

En el colegio, por ejemplo, ha hecho construir unas vallas de dos metros de altura para que nadie pueda verlas desde fuera.  O el menú del comedor, que ha diseñado la propia esposa de Felipe VI, con tal de evitar que sus niñas coman grasas, fritos o excesivos azúcares.

También se conoce que en alguna ocasión los guardaespaldas de la monarquía han retirado cintas de vídeo y tarjetas de memoria en alguna fiesta de cumpleaños, con tal de que nadie tuviera una imagen de las pequeñas.

Letizia ‘desconecta’ a sus hijas

Asimismo, se dice que Leonor y Sofía tienen prohibidísimo el uso de teléfonos móviles y ordenadores en casa. Letizia o quiere que hagan uso de las redes sociales. Tampoco pueden invitar a sus amigos a las fiestas de cumpleaños. De ahí que en las fotos de las celebraciones por aniversarios salgan solo los cuatro miembros del núcleo familiar.

Resultado de imagen de cumpleaños leonor sofia efe

En este sentido, lo último que se ha comentado han sido los programas de televisión que consumen las pequeñas. O mejor dicho, los que no. De hecho, la ex de Televisión Española no deja que sus hijas consuman lo que en su día le dio de comer a la actual Reina. Según Vanitatis, Letizia no les deja ver la televisión entre semana y les restringe el tiempo delante de la pequeña pantalla los sábados y los domingos.

Programas vetados

Es decir, no pueden ver programas como Operación Triunfo, Masterchef Junior o Tu cara me suena, entre otros programas. La esposa de Felipe VI no les deja. Ni aunque sean programas de vela, la gran pasión del Jefe de Estado.

Por el contrario, les hace invertir el tiempo en lecturas, exposiciones, visitas a museos o en asistir a conciertos de ballet.

Así las cosas, no sabrán quiénes son Amaia Romero o Ana Guerra, pero sí conocerán las vidas de Pablo Picasso y Joan Miró. No hay mal que por bien no venga.

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad