Cristina Pedroche y el vídeo que David no puede ver

La millonada que gana Cristina Pedroche con David Muñoz en StreetXo (y otros negocios)

stop

La pareja de tortolitos se hace de oro con sus restaurantes

16 de octubre de 2017 (19:16 CET)

Cristina Pedroche vio un negocio perfecto cuando se enamoró de David Muñoz. Tras el flechazo, llegó el matrimonio. Y luego, la inversión de la reportera en sus restaurantes.

El ex jugador del Atlético de Madrid tiene varios locales en Madrid y Londres. Son conocidos como StreetXo y DiverXo y apuestan por la cocina creativa.

Es curioso porque en los programas que Muñoz presentó en Cuatro sobre sus restaurantes, se vanagloriaba de comer en los puestos de las calles de Singapur, de la comida barata y “de verdad”.

En sus negocios, en cambio, apuesta por platos muy elaborados que se caracterizan por dos cosas: hay muy poca cantidad pero son muy caros.

Es la moda de la nueva alta cocina. Precios por las nubes y raciones diminutas. Eso sí, en general, la gente coincide en que sus platos son muy sabrosos, salvo algunas críticas salvajes.

El éxito del modelo de David Muñoz le valió alguna estrella Michelín y, al mismo tiempo, unos ingresos que se han ido disparando. Gracias a los beneficios pudo abrir StreetXo Londres.

La inversión fue elevada y Cristina, que tiene una economía muy saludable gracias a sus posts –5.000 euros por cada uno–, las campanadas y sus diversas colaboraciones Zapeando, Tú sí que sí, Pekin Express o Dentro de–, quiso ayudarle.

En total, según publicó El Español, el joven matrimonio aportó 2,5 millones de euros al negocio. Era la inversión necesaria para conseguir un buen local y un completo equipo de cocina.

No era tanto dinero si se tiene en cuenta que el mismo ejercicio 2015 cerró con una facturación récord: seis millones de euros.

Pese al dineral que acumulan, ambos tratan de vivir sin excesivos lujos. Se compraron un pisito de 137 metros cuadrados en Madrid a cambio de 550.000 euros –con una hipoteca por valor de 410.000 euros– según publicó Diez minutos.

Sin embargo, y pese a que el precio de mercado se corresponde con la inflación que ha experimentado el sector en los últimos meses, Cristina no se está de nada.

El complejo residencial en el que se han instalado cuenta piscina climatizada exterior común, dos terrazas, gimnasio y zonas de paseo.