La marca Cristina Pedroche cae en picado: el estudio que dispara las alarmas (y amenaza el negocio)

stop

Por mucho que repita el “ver, oír y callar” es inevitable el declive de la presentadora vallecana

Cristina Pedroche juega desnuda con serpientes en su cuenta de Instagram

06 de enero de 2018 (17:46 CET)

Cae en picado. Y parece que no se da cuenta. Pero el personaje, cada vez más, se está comiendo a la persona. Cristina Pedroche está en crisis.

La modelo vallecana ha experimentado una transformación inverosímil. Obcecada en mejorar su cuerpo, ha ido ganando detractores paulatinamente a medida que se ponía más guapa.

Más guapa para algunos. Muchos prefieren aquella Pedroche que lucía curvas y un poco más de carne. Ha pasado de ser la ballena de Vallecas a la culo plano de las campanadas.

Su figura genera cada vez más rechazo. Así lo recoge un estudio de Personality Media donde se advierte que Pedroche es muy popular, pero no tiene buena imagen.

Síndrome Pataky

Actualmente la conoce sin problemas el 96% de la población española. Es la novena presentadora más famosa de España. En 2010 tan solo sabía de su existencia un 35%.

Sin embargo, la puntuación que le dan, especialmente las mujeres, es muy baja. Prácticamente un suspenso. Pedroche sufre el denominado 'síndrome Pataky'.

¿Y eso qué significa? Que la valoran más los hombres, por su físico, que las mujeres. Ellas creen que ningún mérito personal la ha llevado a la fama más allá de su belleza.

La caída de una diva

En su cuenta de Instagram cada vez son más recurrentes los mensajes criticando su forma de ser o, directamente, su cuerpo. No tienen piedad con ella, a pesar de que insiste con el “ni miro, ni escucho, ni comento”.

“Te queda fatal, si tuvieses curvas como Jennifer López te quedarían estupendos pero no tienes culo ni curvas, te queda fatal aunque eres muy guapa” o “tienes q realzar mas el culo lo tienes muy plano”, son algunos de los comentarios que le dejan.

Tampoco ayudan sus reiterativas y pesadas stories interminables. Siempre aparece bailando, algo que no hace demasiado bien, y haciendo el tono de una forma que para muchos ya no tiene gracia. Lo único que la mantiene a flote es Zapeando.

En el programa de Frank Blanco, Cristina se ha hecho un nombre. Y es principalmente gracias a la conexión divina que tiene con el propio Frank y, sobre todo, con Miki Nadal.

Muy malas puntuaciones

El estudio de Personality Media también revela que un 25% de las mujeres menores de 30 años suspende a Cristina Pedroche (la valora por debajo del 4 de media) y solo un 9% le asigna un 9/10.

Un dato que empeora ligeramente entre las mujeres mayores de 30 años, donde un 30% la valora por debajo del 4 y de nuevo solo un 9% con una valoración de 9/10.

En 'confianza' solo consigue un 5,6 sobre 10 y en 'modelo a seguir', aún menos: se queda en un 5 de media en mujeres jóvenes y un 4,9 en mujeres mayores de 30 años.

Y es que a pesar de justificar su comportamiento en sus dos máximas, “por la libertad de la mujer y sus derechos” y en la teoría de “hago lo que quiero”, “no cabe duda de que algunas mujeres no lo ven de este modo y en muchos casos piden un poco más de profesionalidad y de respeto que uso del atractivo físico. 

Cristina Pedroche, acusada de tener el culo plano