La foto en mini bikini de Cristina Pedroche que no quiere que veas

stop

La presentadora de Vallecas vive expuesta al foco mediático

Cristina Pedroche como nunca la habías visto| EFE

04 de octubre de 2017 (22:28 CET)

Lo que menos le gusta a Cristina Pedroche es que la juzgue de arriba a abajo gente que no la conoce.

Pero así es el día a día de la polifacética comunicadora –periodista, reportera, presentadora, humorista y modelo–, expuesta a la opinión pública a todas horas.

También tiene una fuerte dependencia de las redes sociales que alimenta el conflicto. Pedroche explota su tirón mediático por Facebook, Twitter y, sobre todo, Instagram. Pero cada vez le llueven más palos.

El tema que le atormenta es su cuerpo. Su estado físico. Pasó de estar muy delgada a ganar unos kilos de más. Entonces la llamaban la ballena de Vallecas.

Posteriormente, se ha vuelto a adelgazar mucho. Algunos la acusan de estar enferma, otros de no dar ejemplo o hasta de fomentar la anorexia. Barbaridades que está cansada de soportar.

Ella quiere seguir con su vida de paz, alegría y mucho sentido del humor. Y es lo que intenta llevar a cabo en el día a día con su esposo, el chef David Muñoz.

Pero cada vez que entra en las redes: catacrack. Nuevo lío a la vista, otra polémica con la que debe lidiar. Y es que muchos no entienden los cambios de físico de la vallecana.

Con el adelgazamiento que ha protagonizado, parece que se arrepienta de lo que era: ¿No quiere el cuerpo que tenía antes y por eso pone remedio? ¿Se avergüenza?

Ella siempre dice que no. Pero no predica con el ejemplo. Si tan bien estaba antes, ¿por qué ahora tanto ejercicio? Ella lo vende como pasión por el deporte. En las redes, en cambio, dicen que se arrepiente de estas imágenes. Que no las puede ni ver. 

Los días más gordos de Cristina Pedroche