Sara Carbonero e Iker Casillas | Instagram

La foto de Sara Carbonero con Iker Casillas que escandaliza a España

stop

La pareja posó para felicitar el año en sus perfiles de Instagram

03 de enero de 2019 (20:00 CET)

Sara Carbonero e Iker Casillas publican una foto que provoca miles de reacciones. La pareja ha pasado unas vacaciones bastante ajetreadas, ya que han pasado unos días en el pueblo del guardameta español, otros días en la antigua residencia de ella y también han vuelto a Oporto para cerrar este periodo.

La foto de la polémica

Allí es donde residen, ya que Casillas es el portero del equipo portugués. Muchas han sido las muestras de cariño que la pareja ha mandado hacia la ciudad y sus vecinos cuando se les ha preguntado. Y es que ambos encontraron un lugar que les satisface al cien por cien, tras salir, después de muchos años, de Madrid.

Por eso, han querido felicitar el año con una imagen muy bonita. Tanto Sara como Iker salen juntos -ella abrazada a él- en un balcón de la ciudad lusa. Detrás, se puede apreciar el ‘sky line’ del norte de Portugal. Más que reconocible por el puente, uno de los más famosos y representativos de allí.

 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 

Feliz Año Nuevo!! #aporel2019 #adios2018 #porto

Una publicación compartida de Iker Casillas (@ikercasillas) el

“Feliz Año Nuevo!! #aporel2019 #adios2018 #porto, es lo que ha escrito en Instagram el ex del Real Madrid.

Sin embargo, no han reparado en un detalle: Casillas tiene colocada, en el momento de la foto, su mano en el trasero de Sara Carbonero. Algo que podría ser normal entre una pareja, pero que extraña en esta. Desde aquel beso, tras conseguir el Mundial en Sudáfrica, Iker no se había mostrado tan atrevido públicamente.

Las redes se escandalizan

Este hecho está arrasando en las redes sociales: “Se te va la mano”, “esa mano” o “ese culito”, son algunos de los comentarios que denotan que este posado ha escandalizado a más de uno.

Sara prefiere otra foto

Posiblemente, también a Sara Carbonero que prefirió publicar otra foto dónde se encuentran los dos junto a sus hijos, de espaldas y mirando hacia Oporto. Llevan la misma ropa y es el mismo lugar, pero Carbonero no quiso alimentar la polémica. Algo que, sin querer o queriendo, ha hecho el guardameta.  

 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 

Estrenamos año por cuarta vez en Porto y lo hacemos precisamente en uno de los primeros sitios que pisamos al llegar a esta maravillosa ciudad. Fue la primera “vista general” que tuvimos, cuando todo era ilusión pero también incertidumbre y un poco de miedo, y ni siquiera la belleza del paisaje lograba aplacar del todo los nervios. Un paisaje que hoy hemos vuelto a mirar con otros ojos, con los ojos de quien ya se siente en casa, los de quien ha aprendido que los cambios forman parte de nuestras vidas y pueden ser la ocasión perfecta para reinventarse, para conocerse mejor a uno mismo y para abrazar sin temor lo que está por llegar . Que todos tengáis un muy feliz comienzo de año y que el 2019 traiga cambios, oportunidades, risas, salud, amor, empatía, sororidad, solidaridad, esperanza, gente buena y muchas ganas de seguir consiguiendo objetivos, de aprender y de crecer . #feliz2019 #aprende #crece #cambia #vive #vamosallenarlodecosasbonitas #Porto #slowlife

Una publicación compartida de Sara Carbonero (@saracarbonero) el

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad