La filtración que deja vendida a Cristina Pedroche con David Muñoz

stop

La vallecana vuelve a estar en el punto de mira

17 de junio de 2017 (19:07 CET)

Son una de las parejas de moda. Cristina Pedroche y David Muñoz no abandonan la cresta de la ola. Contados son los días en los que por uno u otro se oye hablar del matrimonio.

Ella no deja de encadenar proyectos en la televisión. La colaboradora de Zapeando fue la encargada de presentar el programa Dentro de… en La Sexta, mientras no deja de revolucionar Instagram cada vez que cuelga un vídeo o un mensaje. La vallecana siempre da que hablar.

Por su parte, el televisivo chef no deja de triunfar con su cocina. Al restaurante que tiene en Madrid se ha añadido el éxito que no deja de cosechar  en DiverXO, el restaurante que también regenta en Londres.

Publicidad gratuita

Un éxito al que cabe atribuir parte de culpa a Cristina, pues una gran parte de la publicidad del local se la regala la comunicadora desde las redes sociales. No es nada extraño ver como en sus mensajes lanza algún tipo de promoción sobre los restaurantes del cocinero. Y es que sus publicaciones llegan a mucha gente, pues la seguidora del Rayo acumula más de 1,4 millones de seguidores en la red.

Sin embargo, las acciones de Pedroche no son aceptadas por todos por igual. A sus fans les interesa poco o nada lo que ocurra en los restaurantes de su amante y la defensa a ultranza de las empresas de Muñoz por parte de la presentadora no ha gustado a muchos de sus seguidores.

Los usuarios de Trip Advisor ponen los restaurantes del chef en el punto de mira. Las informaciones que se filtran en la web dejan en evidencia al madrileño.

 "Toda la cena iba de ilusión a desilusión, pero el punto de inflexión fue la Raspa de Boquerón. Lo que nadie se comería, lo que todo el mundo tira, llega David y te lo pone como plato, frita y con una guarnición casi tan lamentable: tres minipatatas frías y sin gracia", apunta uno de los comensales que recientemente asistió al local de David.

"El momento Raspa de Boquerón merece un apartado especial. Esa raspa se me ha quedado atravesada desde que fui y, sobre todo, con el comentario del camarero al presentarla: 'Lo que falta del boquerón se lo ha comido el cocinero'", opina otro consumidor.

La madrileña hace caso omiso de los malos comentarios que acumulan los restaurantes de David Muñoz. Si bien es cierto que asistir a los restaurantes de la pareja de Cristina no está al alcance de todos los bolsillos, la periodista sigue publicitando a su marido siempre que puede.

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad