Cristina Pedroche, David Muños y el desastre en Eurovisión

La dieta radical de Cristina Pedroche desmonta a la mujer de David Muñoz

stop

El régimen más bestia al que se somete la vallecana

13 de noviembre de 2017 (13:21 CET)

Todo mentira. “No me importa nada en absoluto que algunos digan que estoy gorda... Estoy muy feliz con mi cuerpo, con mi constitución y con mi genética", aseguraba Cristina Pedroche en su blog hace varios meses.

Aunque bellísima, la vallecana no cumplía con los estereotipos de chica muy delgada y fina que venden hoy en día, pero ella insistía en que estaba muy feliz consigo misma. Incluso se apodó a ella misma como la ‘Pedroche Tocha’. Sin embargo, el paso del tiempo ha demostrado que nada de lo que dijo la colaboradora de Zapeando era verdad.

Y es que en realidad Pedroche no estaba nada contenta con su físico e incluso en algunos momentos se avergonzaba.

Así lo demuestra la obsesión por la dieta y el deporte que ha tenido en los últimos meses y que la han llevado su extrema delgadez.

Lluvia de palos

Tanto que a muchos de sus seguidores no les ha gustado nada el cambio radical que la ha dejado en los huesos y no dudan en recriminárselo en las redes sociales.

"Luego nos quejamos de anorexia, no deberías subir estas fotos", "Que se te marquen las costillas no es bonito ni sano",  o "Dices que estás cómoda en tu cuerpo y ahora adelgazas. No lo entiendo", son solo algunos de los comentarios de los followers –algunos ya ex followers- de la madrileña.

Los seguidores la acusan de vender una imagen de sí misma que nada tiene que ver con la realidad. Muchos hasta la califican de “falsa” al haber vendido que estaba satisfecha con su cuerpo cuando no era verdad. Aquí podrás ver el antes y el después más radical de la presentadora de Atresmedia.

Una obsesión por la pérdida de peso que destapa el diario El Español publicando uno de los secretos mejor guardados de Pedroche: una dieta radical que ha llevado a Cristina a tener su silueta actual.

Dieta secreta

Concretamente apuntan que sigue una dieta hipocalórica en la que ingiere un máximo de 1.200 calorías diarias, y que excluye alimentos como los guisos, los fritos, los azúcares, los refrescos y el alcohol. Todo ello, por supuesto, acompañado de medicamentos hipopresivos y de mucho deporte en el gimnasio.

Una información que desmonta a Pedroche y da fuerza a aquellas voces que aseguraron y aseguran que la mujer de David Muñoz nunca estuvo contenta con su físico. 

A Cristina, cuentan estas voces, le faltó tiempo para eliminar cualquier atisbo de la Pedroche a la que muchos llamaban la 'Ballena de Vallecas'. Al parecer no le hacía tanta gracia, aseguran algunos de sus seguidos, verse con unos kilos de más. Ni a ella, ni a alguna de las marcas que ahora la contrata encantada. Porque, como afirman los que han tenido trato con 'Cris', sólo hay una cosa que le gusta más a la diva que la fama: el dinero. 

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad