La brutal pelea de la Reina Letizia con Leonor: el lío (“La princesita es una rebelde”) que arrastra a Felipe VI

stop

Un concierto desata la bronca en Zarzuela

Reina Letizia

02 de marzo de 2019 (15:59 CET)

La Reina Letizia vuelve a estar en el centro de la polémica después de las últimas informaciones que han salido en torno a su figura y la de sus hijas.

Las estrictas reglas de Letizia

Es de sobra conocido que Letizia es una madre muy exigente. Siempre está pendiente de la educación y carácter de sus pequeñas, hasta tal punto que, en muchas ocasiones, se ha apuntado que podría ser hasta una obsesión.

Además, también controla todo lo que es la vida de Leonor y Sofía. Durante la semana las tiene entretenidas con clases de hípica, idiomas, e incluso, la heredera a la Corona da clases de violonchelo. Eso sí, tienen tajantemente prohibido ver la televisión.

Parecen reglas muy severas, pero que siempre han sido aceptadas por Felipe y las hijas. Sin embargo, este viernes ha ocurrido un hecho que ha cabreado y mucho a la Princesa de Asturias.

La Reina Letizia con Felipe VI y sus hijas en Mallorca

Alfred inicia gira en solitario

Todo ocurrió en la noche de este pasado viernes. Alfred García, ex concursante de OT, comenzaba su gira en solitario, tras darse a conocer en el programa musical. Un momento único e inolvidable para el ‘triunfito’, que decidió comenzar en Madrid y en la sala Joy Eslava. Precisamente, una discoteca dónde Froilán era relaciones públicas.

La bronca entre la Reina y sus hijas

Como invitadas de honor se esperaba a Leonor y Sofía, pero no acudieron. Las cámaras que allí se congregaban esperando a las hijas de los Reyes se quedaron si la foto, después de conocer que la Reina había evitado que asistiesen.

Su corta edad podía hacer entender que no están todavía para grandes conciertos. Pero el lugar (cerrado y con palcos privados), y el día y la hora (viernes no lectivo y a las 20:30h) podrían haber sido factores factibles para que asistieran.

Aun así, Letizia decidió que no fuese así y dejó otra vez en el ambiente ese rumor de que su carácter tan estricto está empezando a cansar hasta a sus propias hijas, ahora que ya se van haciendo más mayores. “La princesita es una rebelde”, apuntan en las redes.

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad