Anna Simón, Frank Blanco, Cristina Pedroche y Miki Nadal | LaSexta

Frank Blanco o “Los celos de Cristina Pedroche”. Lío en Zapeando (y en Antena 3)

stop

La mujer de David Muñoz y el follón que pone patas arriba Atresmedia

29 de enero de 2019 (16:00 CET)

En Zapeando saben muy bien que uno de los motivos por los cuales el programa consigue tan buenas audiencias es Cristina Pedroche. La de Vallecas es una de las colaboradoras habituales y su humor y su desparpajo hacen de ella una de las estrellas del programa.

Sin embargo, cuentan desde dentro que la mujer de David Muñoz está preocupada. De hecho, Frank Blanco y el resto de colaboradores prefieren mantenerse al margen de un lío que ha provocado que más de uno asegure que “los celos de Cristina Pedroche” son cada vez más exagerados.

En lío en Zapeando

Y es que no es otra que Eva González la que ha puesto Antena3 patas arriba. Los directores de Atresmedia sabían que necesitaban una presentadora de primer nivel para arrancar la aventura de La Voz en su cadena.

Y le pusieron encima de la mesa un contrato a la entonces presentadora de MasterChef que la andaluza fue incapaz de rechazar. De esta forma, Eva abandonó TVE para recalar en la televisión privada.

Algo que no gustó a Pedroche. Y es que la madrileña ha trabajado mucho para acabar siendo una de las reinas del grupo, y no quiere ceder su trono ante nadie. Un trono que le ha llevado a ser el principal atractivo de Zapeando y de Las Campanadas donde, con sus polémicos modelitos, nadie es capaz de hacerle sombra.

El problema es que las buenas audiencias y los piropos y halagos que se está llevando González no es que le estén sentando demasiado bien a Pedroche. Y menos saber que, como ya insinúa alguno desde dentro, la dirección del grupo tiene en mente potenciar aún más a su flamante fichaje.

¿Veremos el año que viene a Eva dando Las Campanadas? Visto lo visto, no es un imposible. De momento, por mucho que le duela a Cristina, Eva se ha convertido en la nueva ‘niña mimada’ de Atresmedia. Un lío que cada vez se está poniendo más y más feo.

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad