Paula Echevarría tiene a sus seguidores muy preocupados | EFE

Escándalo con Paula Echevarría: usuarios falsos en Instagram para vender más

stop

Las redes sociales dejan en evidencia las estrategias publicitarias de las marcas

20 de septiembre de 2017 (09:07 CET)

Las redes sociales entraron por sorpresa en la el día a día de la humanidad y en cuestión de una década se han convertido en una extensión de la realidad necesaria en la vida. Sobre todo en la profesional.

Un opinador sin Twitter está muerto para la sociedad, es el canal donde hasta los políticos hacen su campaña, y algunos son escogidos presidentes de los Estados Unidos. Por el contrario, actrices, cantantes y gente del mundo del espectáculo en general no son nada sin Instagram.

Al contrario que la red del pájaro piador, más dada a expresar opiniones, Instagram se convirtió en un éxito de manera inmediata por la sencillez de su apuesta. Fotos de buena calidad adaptadas al teléfono móvil presentadas de una en una para que el usuario vaya bajando la pantalla hasta el infinito para ver sucesivas publicaciones.

La plataforma pronto se convirtió en una herramienta de promoción de imagen. Personas sin ningún éxito previo se convirtieron en celebrities por la cantidad de seguidores de su perfil. Famosos extremadamente populares saltaron a la red social y vieron en ella un filón de oro.

Instagram pegó un giro decisivo en su desarrollo cuando los influencers comenzaron a usar sus posts para publicitar marcas a las que se asociaban. Con fotos 'corrientes' del día a día, se aprovechaba para comentar los indudables beneficios de diferentes productos.

En España, quien más rápido supo ver el tremendo beneficio de esta nueva forma de publicidad y subirse a la ola cuando todavía estaba creciendo fue Paula Echevarría. La ex pareja de David Bustamante vio crecer su popularidad enormemente gracias a su uso de Instagram y acumula ya 1,9 millones de seguidores.

La cuantificación de la popularidad se ha convertido en un filón para muchas marcas y agencias publicitarias que han econtrado en estos soportes el mejor medio para difundir sus productos usando famosos y subir las ventas.

Algunas marcas cierran acuerdos con estas caras conocidas para promocionar su artículo mediante pago en la red social en cuestión, una práctica que empieza a desgastar a un seguidor que ser rebela con sus comentarios contra la práctica. Una realidad que está haciendo mucho daño al 'negocio' que contrarresta las críticas con usuarios falsos que reman a favor en las distintas cuentas de las celebrities con comentarios que incitan a la compra del artículo en cuestión para conseguir aumentar los niveles de venta.

Usuarios, éstos, que se puden encontrar en las cuentas de Paula Echevarría, Cristina Pedroche, Pilar Rubio o Sara Carbnoero, sin ningún tipo de recorrido en la red, sin histórico en sus cuentas, que aparecen y desaparecen de la noche a la mañana, pero con un hecho en común: todos alaban a la marca/producto que paga la fiesta. 

 

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad