Kim Kardashian | EFE

El trikini más loco de Kim Kardashian (“¡Dios, que béstia!”) que revoluciona Los Ángeles

stop

El nuevo complemento de la modelo y empresaria deja a sus seguidores sin habla

24 de marzo de 2019 (14:23 CET)

Kim Kardashian es una de las 'celebrities' más glamurosas de la televisión. A la empresaria y personaje mediático la fama le llegó en 2007 cuando grabó un formato de telerrealidad denominado en España Las Kardashian. Un espacio que inspiró a Alaska y Mario y posteriormente, este último sin mucho éxito, a Las Campos. La joven, de tan solo 38 años, es una de las 'celebrities' más cotizadas del continente. Además cuenta con una larga carrera profesional entre las que destaca su trayectoría como modelo. La empresaria tiene en su poder diversos negocios como también es la marca de varios anuncios y tiene una gran colección de accesorios y fragancias. 

Kim luce una estupenda forma física. Se cuida tanto por dentro como por fuera. Lleva una vida sana basada en una buena alimentación y una rutina de ejercicios físicos diarios. En numerosas ocasiones se la ha podido ver desfilando en ropa interior en su cuenta oficial de Instagram. Como muchas otras 'it girls' o 'Instagramers', Kardashian utiliza su red social para apoderarse de otra buena suma de dinero por colaborar con marcas. El trío de hermanas se pelea por convertirse en la mejor Kardashian. Todas quieren dar la nota y aprovechan su sensual cuervo lleno de curvas perfectas por las que cualquiera se perdería. 

No todo es perfecto en la vida de Kim 

Sin lugar a dudas Kim es la más sincera de todas y menos presumida. A ella le encanta gustar, pero también mostrar sus problemas y acercarse más a su audiencia. No todo en las redes sociales debe ser de color de rosas. Como todos los motarles Kardashian también tiene problemas y muchas veces relacionados con el físico.

Esta semana la empresaria se quejó de su psoriasis y la mostró sin ningún proble ma a sus fans. Lleva varios meses afectada por esta enfermedad que produce escamaciones y sequedad en varias zonas de la piel. "Psoriasis mañanera", escribió Kim en una de sus 'stories' de Instagram. En la fotografía se podía ver como una especie de granitos en su cara. "La psoriasis es una mierda", escribió. También le afecta a sus piernas y no hay forma de hacerla desaparecer. 

Kim Kardashian, una de cal y otra de arena 

Aunque después de mostrar su triste realidad, no puede evitar alardear de un cuerpo de infarto. Como una foto del pasado verano donde se la puede ver con un trikini blanco. Un bañador que luce todavía más con su piel morena y resalta como si de una señal fluorescente se tratase. 

Kim Kardashian en trikini

Los trikinis están muy de moda esta nueva temporada. Un bikini, sin más, pero uniendo su parte de arriba con la de abajo por un elemento estrecho del mismo tono o diferente. Es una mezcla entre el bikini y el bañador. 

En la fotografía, robada de una paparazzi para una revista, el robado es tan artificial como los veraniegos de Ana Obregón. La joven posa de una forma poco natural y sensual y además aprovecha para echarse un poco de agua con la alcachofa de la ducha. Además, el trikini le va tan preto que se le escapan parte de sus grandes pechos. 

 

 

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad