La dieta de Cristina Pedroche para dejar de ser “la ballena de Vallecas”| Instagram

El secreto del embarazo de Cristina Pedroche arrasa en Atresmedia

stop

La vallecana habla de su futuro como madre

14 de noviembre de 2017 (12:51 CET)

Publicaba la Revista Love.es recientemente una entrevista a Cristina Pedroche en la que le preguntaban sobre si pensaba tener hijos en los próximos años.

“Siempre ha sido un deseo, pero hay que amoldarse a lo que salga; y si seguimos teniendo unas vidas tan arrolladoras –junto a David Muñoz- igual ya no hay hueco; o sí…”, confesaba la vallecana.

Ni de broma

Sin embargo, tal y como ha podido saber Diario Gol, los planes de maternidad no figuran en la hoja de ruta de Pedroche a corto medio plazo. 

La madrileña no piensa ni siquiera planteárselo mientras siga en el candelero, y es que su cuerpo es, sin duda, una de sus mayores fuentes de ingresos.

Cristina es muy consciente de que si no quiere perder coba en los medios/marcas, mantener el tipo es clave. Y más en una fórmula, la que exprime 'Cris' en Atresmedia, que basa su éxito en las trasparencias, desnudos y demás salidas de tono que le permiten, no únicamente sobrevivir, sino también sobresalir.

Una realidad que corre de boca en boca en el mundillo de la televisión donde se asegura que a Pedroche sólo hay una cosa que le guste más que la fama: el dinero. 

La diva de Zapeando tiene auténtico pánico al efecto rebote: ganar kilos que no le permitan vovler a lucir palmito y la excluyan de algunos chollos en facturación. Sin ir más lejos, 'Cris' ha dejado de ser la 'Ballena de Vallecas' -como se conocía a Pedroche cuando lucía un cuerpo más generoso- a base de mucho sacrificio y una dieta radical que guarda en absoluto secreto.

Peligran los patrocinios

A Cristina le preocupa en gran medida no poder ponerse el vestido en las Campanadas, así como que no la llamen de Woman Secret para subirse de nuevo a la pasarela. Que Puma o Ipanema busquen otro reclamo en caso de que la recuperación posterior al parto no sea la esperada. 

La de Vallecas no quiere jugarse el hecho de dejar de ser el “sex symbol” que proclama la línea de perfumes que estrenó recientemente.

Cristina sabe de primera mano cual es el verdadero motivo de su tirón en España y cualquier cosa que ponga en riesgo el negocio queda aparcada.