La Reina Letizia | EFE

El mote de la Reina Letizia (o así la llaman los amigos de Felipe VI. Y es feo, feo)

stop

El apodo de Ortiz entre el círculo más íntimo del monarca

02 de diciembre de 2018 (13:15 CET)

La vida de Letizia Ortiz dio un vuelo el día que se cruzó por primera vez con el entonces príncipe Felipe. Cuentan que el flechazo fue tal que Ortiz tenía muy claro que iba a tirar hacia delante su relación con Felipe como fuera.

Es más, como han contado varios medios, al cabo de uno días acudió acabó con la relación que mantenía con un periodista. Letizia, que obviamente nuca había tenido ningún contacto con la realeza, se enamoró perdidamente del príncipe, y Felipe de ella.

Los Reyes, Felipe y Letizia | EFE

El mote de la Reina Letizia

Sin embargo, esa amor no recibió la bendición del círculo más cercano del hoy Rey de España. De hecho, cuentan que ya desde el primer día que Letizia conoció a los más íntimos de su amado, éstos le pusieron la cruz.

Tanto es así que, con de una manera tremendamente clasista la apodaron “la chacha”. Sí, ese es el mote que tenía (y no sabemos si aún hoy en día tiene) Letizia entre el círculo de amigos más cercanos a Felipe. Lamentable.

No entendían como el monarca se había fijado en la nieta de un taxista, y quisieron impedir que entrara a formar parte de la Casa Real. Pero no lo consiguieron. Letizia y Felipe siguen juntos.

No son los únicos

Eso sí, las voces en contra de la periodista no es que hayan decaído, sino todo lo contrario. La guerra abierta que tiene Letizia con su familia política es pública y notoria. A sus suegros, por mucho que en público haga un papel de nuera cordial (excepto cuando le sale el instinto como el día de la Catedral de Palma), no puede ni verlos.

Qué decir de sus cuñadas, en especial a Cristina, a la que nunca ha perdonado ni perdonará los trapicheos de su marido que tanto daño han hecho a la institución. Por su parte, tanto los reyes eméritos como las infantas hace tiempo también que están intentando convencer a rey para que se separe de una Ortiz que desde el primer día ya entendió que no era bien recibida.

Quizás por eso se entiende esa actitud tan distante con todo lo que huela al entorno de Felipe.

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad