Cristina Pedroche | Atresmedia

El escote de Cristina Pedroche (o el vídeo olvidado: “¡No me lo creo!”)

stop

El documento de la vallecana que no te dejará indiferente

02 de mayo de 2018 (12:52 CET)

Cristina Pedroche está en el punto de mira. La comunicadora vallecana es una de las que más followers tiene en internet, pero también una de las que recibe más ataques de sus haters.

Su detractores no son pocos y se hace oír (o leer) a diario, y es que no desaprovechan la mínima ocasión para cargar contra la colaboradora de Zapeando.

Uno de los temas más recurrentes es el cambio que se ha producido en su físico de unos años hacia aquí.

Cristina Pedroche, la “Ballena de Vallecas”

La madrileña era conocida como la “Ballena de Vallecas” y ella misma bromeaba apodándose a sí misma como “Pedroche Tocha”.

Pero no le debía gustar demasiado su físico a Cristina, pues fue ponerse a perder unos kilos y “se ha quedado en los huesos”, tal y como opinan muchos usuarios de Instagram. Ella siempre aseguró que estaba más que satisfecha con su físico, pero lo cierto es que en cuanto tuvo la oportunidad se quitó todo el peso que pudo de encima, lo que la deja, tal y como califican algunos, como una “mentirosa”.

Cambio radical de Cristina Pedroche

Además, en internet denuncian la extrema delgadez que luce en sus fotografías y los peligros que ello puede conllevar a sus followers, pues Pedroche, opinan, no está dando un ejemplo adecuado con su obsesión por tener un cuerpo perfilado.

Con todo, muchos de sus fans reclaman que vuelva la Pedroche de antaño y recuerdan que físicamente estaba mucho mejor entonces, además de estar más saludable.

Concretamente, algunos han recordado el vídeo que se puede ver a continuación, que data del 2011 y en el que aparece una Cristina con algunos kilos de más pero que está “más guapa” de lo que está ahora. En concreto, apuntan al escote que lucía en su esplendor por aquel entonces y que con la pérdida de peso ya no podrá lucir con la misma gracia. “No me lo creo”, opina algún usuario, que no da crédito al cambio radical de Cristina.

 

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad