El Barça se carga a una estrella por su mala vida

stop

Los jaleos extradeportivos condenan a un peso pesado de la plantilla

Josep María Bartomeu sonríe y pide calma en el Camp Nou rodeado por sus directivos Jordi Mestre, Carles Vilarrubí y Javi Bordas | EFE

18 de enero de 2017 (19:52 CET)

Despedido. Liquidado. Fulminado. Se puede decir de diversas formas, pero el mensaje sigue siendo igual de contundente. El FC Barcelona se ha cargado a un peso pesado. 

Y esa expresión no es solo figurada, por la importancia que pudiese tener en el vestuario. También es literal. Joey Dorsey pesa 122 kilos. Más que nadie en la plantilla del Barça de baloncesto

La decisión ha sido adoptada por unanimidad. Aunque el principal responsable es el actual entrenador, Georgios Bartzokas, que contó con el respaldo del directivo responsable de la sección, Joan Bladé y de los demás ejecutivos. 

"Todos conocen la trayectoria de Dorsey. En todos los equipos que ha estado siempre se ha ido a mitad de temporada por motivos del equipo o del entrenador. No es extraño para Dorsey", explicó el técnico este miércoles. 

Al parecer, hubo algunos problemas de indisciplina que no se han querido sacar a la luz, pero que tienen que ver con la mala vida que llevaba Dorsey en Barcelona. Las visitas constantes al Casino y las reiteradas salidas nocturnas le han pasado factura. 

Sin embargo, el motivo al que se ha agarrado el club es un mensaje que mandó el propio pívot en las redes sociales criticando a los médicos del Barça. Daba a entender que no le diagnosticaron bien una lesión que tuvo contra el Lokomotiv Kuban y que la lleva arrastrando desde el curso pasado. 

Incluso sus compañeros le han atizado. Esto dice Víctor Claver: "Creo que el club habrá tomado la decisión adecuada respecto a Joey (Dorsey). Supongo que se ha pensado en lo mejor para el equipo. La contratación de Vitor (Faverani) habrá influido en esta decisión. Está claro que había gente que no estaba contenta con Joey, y su comportamiento fuera de la pista en los últimos días también habrá sido un causante". 

De hecho, el Barça ya ha presentado al relevo del nortemaricano: el brasileño Vitor Faverani se incorpora a la disciplina azulgrana con el punto a favor de que tiene la nacionalidad española. 

En la retina, todavía queda aquella imagen que circuló como la pólvora por la red donde podía verse el exuberante físico de Dorsey y donde podía intuirse el tamaño de aquello que no se suele mostrar en público. 

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad