Dorsey irá a juicio contra el Barça por despido

stop

Prospera la demanda del jugador de baloncesto norteamericano

Dorsey, pívot del Barça, machaca el aro rival | FCB

23 de septiembre de 2017 (09:44 CET)

Al FC Barcelona le crecen los enanos. Otro jugador –esta vez de la plantilla de baloncesto– que salió del club con polémica y por la puerta de atrás ha decidido plantar batalla.

Joey Dorsey demandó al Barça a principios de marzo por despido nulo. El Transversal de Refuerzo del juzgado de lo social número 26 de Barcelona ha estimado la demanda y ya ha puesto fecha para el juicio, según ha podido saber Diario Gol.

El caso se dirimirá el próximo 9 de octubre a las 9:45 horas en las dependencias de Gran Vía. Richard Elmer Dorsey, jr tiene previsto comparecer a la vista junto a su abogado, Carlos González, siempre y cuando así se lo permita su nuevo equipo, el BEST Balikesir Basketbol Kulübü de la liga turca.

El objetivo de la parte demandante es reclamar la nulidad del despido por violación del derecho fundamental a la libertad de expresión del jugador. Así mismo, alegará que el Barça se lo quería quitar de encima por bajo rendimiento y ya sondeaba el fichaje de Vitor Faverani cuando lo echó. No se descarta que alcancen un acuerdo. 

El club catalán rescindió el contrato del pívot norteamericano el pasado 18 de enero de 2017 argumentando que se trataba de un despido disciplinario. No le indemnizó a pesar de que solo había cumplido media temporada de los dos años que tenía firmados por contrato.

Muchos medios se hicieron eco de la polémica tras el comunicado publicado por el club. El Barça alegó para despedirlo que había cuestionado la profesionalidad de los servicios médicos.

"Os informamos que el FC Barcelona Lassa ha tomado la decisión de despedir al jugador Joey Dorsey, después de sus manifestaciones en las redes sociales poniendo en duda la labor de los Servicios Médicos del Club. Se trata de un despido disciplinario", decía el comunicado.

Previamente, Dorsey había compartido un texto en Instagram. La llama que prendió la mecha y generó el posterior incendio que terminó con su adiós.

“El año pasado me desgarré casi todos los ligamentos de mi tobillo mientras jugaba los cuartos de final de la Euroliga contra el Lokomotiv Kuban. El médico (Gil Rodas) me dijo que era solo un esguince, por lo que me hicieron regresar e intentar jugar, no diciéndome hasta que era demasiado tarde que tenía un edema alrededor del tejido celular que me causaba entumecimiento en el pie y que suponía el fin de mi temporada. Esta temporada ha sido la más dura de mi carrera, intentando jugar lesionado y sin poder estar al cien por ciento de mis posibilidades. Algunas veces tenía que retirarme de los partidos porque la lesión afectaba a mi juego y mi mentalidad. El equipo no me dejó estar sin jugar hasta que estuviera completamente recuperado para poder volver como el todopoderoso Dorsey”, publicó el pivot.