Cristina Pedroche la lía muy parda con un foto de locura en Instagram

stop

La princesa de Vallecas monta el último escándalo en la red (por partida doble)

Cristina Pedroche en topless: la foto del verano tiene precio

24 de marzo de 2017 (19:09 CET)

Cristina Pedroche lleva unos días on fire. Y no es que le salga fuego por la boca después de los surrealistas nigiris que preparó su marido, el chef David Muñoz, con alioli de humo.

No. La que ha montado ella solita todavía es peor. Lleva dos días publicando en Instagram fotos con modelos de ropa del todo surrealistas. Que nadie de su edad en su sano juicio vestiría.

Pero estamos en una sociedad cada vez más cambiante, donde hay estilos para todos los gustos. ¿Incluso para estos? Parece ser que sí. Aunque en las redes sociales la destrozan.

Los modelos en cuestión fueron unos pantalones tejanos en los que Pedroche dejaba al descubierto sus rodillas, protegidas por un plástico transparente (más cutre, imposible).

Al día siguiente, ni corta ni perezosa, publicó el último modelito que lució en Zapeando. Dejaba a un lado la chica mala para convertirse en una princesita cursi.

El combinado era pasable, pero el detonante fueron los zapatos que escogió la vallecana: de color fucsia con una flor de tela azul en el empeine.

Lo más comedido que soltó un usuario fue: "Pues con todos mis respetos, los zapatos se ven bien feos". A partir de ahí, para arriba. La pusieron pingando.

Pero se cebaron mucho más con sus rodilleras transparentes. Los comentarios más depravados y degenerados han sido censurados.

Además, junto a ese hortera pantalón, Cristina escogió una chaqueta acorde –que se salvaba– y unas zapatillas de color rosa claro con lazo que parecían sacadas del armario de Reese Whiterspoon en la interpretación del abominable personaje que protagonizó Una rubia muy legal.