Cristina Pedroche | Instagram

Cristina Pedroche cae en picado: “España no es tonta” (o el estudio que amenaza el negocio)

stop

La mujer de David Muñoz y los datos que la dejan por los suelos

24 de abril de 2018 (17:06 CET)

Cristina Pedroche es hoy en día una de las mujeres más conocidas y seguidas de España. La mujer de David Muñoz ha pasado de ser una reportera simpática de Sé lo que hicisteis a ser un icono en las redes sociales y una de las piezas fundamentales para que Zapeando tenga las audiencias que tiene.

El problema es que, tal y como muestra un estudio que realizó hace un tiempo Personality Media, su popularidad no va unida a una aprobación por parte de la sociedad española.

El estudio que amenaza el negocio

Y es que los datos que arrojan el estudio son muy significativos. Por un lado, es obvio que el nombre de Cristina Pedroche ya es uno de los más conocidos. De hecho, el estudio revela que el 96% de la población conoce ahora a la Pedroche, mientras que en el 2010 apenas la conocía un 35%.

Pero por otro lado, el estudio refleja que, pese a su fama, la de Vallecas sufre lo que se conoce como el ‘síndrome Elsa Pataky’, que no es otro que el que ocurre cuando la gran mayoría de las mujeres suspenden a la madrileña, mientras que los hombres sí la aprueban.

Los hombres la valoran pos su cuerpo y su físico, mientras que las mujeres consideran que no ha hecho nada relevante para tener la fama que tiene.

El vídeo de Cristina Pedroche en Youtube que se hace viral (y la destroza como nunca) | Instagram

En cuanto a si a la mujer de Muñoz es o no un modelo a seguir, los datos no dejan muy bien a la influencer. Por lo que respecta a las mujeres, las que tiene menos de 30 años le dan uno nota media de 5, mientras que las ya mayores de esa edad, la media baja a un 4.9.

Las críticas son cada vez más duras

El caso es que, pese a que ella parece hacer oídos sordos a toda esta clase de estudios y de hacer, como dice ella, siempre “lo que quiero”, lo cierto es que cada vez son más los usuarios que demuestran, a través de las redes sociales, su desencanto con el carácter y las formas de la Pedroche.

Entre otras cosas porque muchos ven en ella a una de esas mujeres que necesita “enseñar para vender”, que ha “hecho de su cuerpo un negocio” y que, al margen de su atractivo físico, poco más aporta.

Si bien es cierto que el ‘negocio’ de Cristina está muy sano, muchos son los que avisan que, como corrobora el citado estudio, el ‘boom’ Pedroche está cerca de acabarse. “España no es tonta”, apuntan ya algunos.

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad