Cristiano Ronaldo y Jaume Roures comparten gestor de fortunas

stop

Luxemburgo es el foco de actuación

Cristiano Ronaldo y Jaume Roures también son enemigos

14 de marzo de 2016 (21:50 CET)

El crack del Real Madrid Cristiano Ronaldo y el propietario del grupo Mediapro, Jaume Roures, tienen algo en común, al margen de su vinculación al deporte: ambos han puesto la gestión de sus empresas en manos de los mismos gestores. Se trata del grupo TMF, un emporio luxemburgués que opera en 75 países del mundo. En España, cuenta con dos directores generales: Belén Garrigues, en Madrid, y Marc Smeets, en Barcelona.

En el caso de Roures, éste cuenta con la compañía Mediacapital BV, con sede en Holanda, asesorada por TMF Management BV. Ese país tiene una política empresarial laxa, con importantes rebajas fiscales, lo que lo hace atractivo para la instalación en su territorio de empresas multinacionales. Es más: TMF creó Mediacapital BV a través de una sociedad denominada Netco Luxemburg SA (que a su vez estaba formada por una empresa con sede en las Antillas Holandesas y otra con sede en las Islas Vírgenes Británicas). Con posterioridad, con motivo de la disolución del diario Público, se aportaron a los juzgados documentos en los que aparecían las compañías promotoras del periódico español como "dependientes" de la compañía holandesa. Otra de las firmas de referencia de Mediapro es Mediaproduccion Properties BV, que ha compartido gestores con Mediacapital.

El avión privado

La estructura del grupo TMF también fue utilizada recientemente por el futbolista merengue para realizar uno de sus últimos negocios: la compra de un avión privado: una de las filiales españolas, TMF Sociedad de Dirección, pasó a administrar la empresa Dutton Invest, propiedad del crack, para amparar la adquisición del Gulfstream G200 que pertenecía a Javier Monzón, expresidentes de Indra, en una operación de 19 millones de euros.

TMF Sociedad de Dirección representó, por ejemplo, a los fondos buitre Woodmont Socimi y D.E.Shaw Alkali que compraron los pisos de Arganda del Rey puestos a la venta por la Sareb. El grupo, a través de tres de sus sociedades, asesoró a un magnate ruso para la compra de la isla de Sa Ferradura, en Ibiza, en una operación de 22 millones de euros. Se trata de un islote de propiedad privada con casi 15.000 metros cuadrados de superficie y en el que sólo hay una casa. Para que el nombre del magnate permanezca en el anonimato, se declaró como compradora a la sociedad  luxemburguesa Hydrus Investments, socio único de Sunshine Ferradura. Y detrás de Hydrus, las compañías TMF Corporate Services, TMF Administartive Services y TMF Secretarial Services. Así, la intimidad del cliente está asegurada.

Eurovegas

Pero esto es sólo la punta del iceberg. Belén Garrigues, la directora general de TMF España, fue la persona de confianza del magnate norteamericano Sheldon Adelson, el promotor de lo que debería ser el Eurovegas en Europa, a construir cerca de Madrid.

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad