Zubizarreta y Vilarrubí asumen la marcha "irrevocable" de Valdés

stop

El director deportivo del Barça y su vicepresidente institucional aclaran que la no renovación del portero no responde a cuestiones económicas

Rosell, con Zubizarreta y Rossich | Archivo

18 de enero de 2013 (14:25 CET)

Andoni Zubizarreta, director deportivo del Barça, y Carles Villarubí, vicepresidente institucional del club, han comparecido por separado ante algunos medios de comunicación para valorar la noticia de la no renovación de Víctor Valdés. A pesar de ser una decisión de 'calado' para el club, ambos han tratado de quitarle trascendencia al asunto.

Zubizarreta ha confirmado durante la mañana del viernes que "la decisión de Valdés es irrevocable". Parece claro que no se trata de una cuestión económica, ya que tanto el representante de Valdés, Ginés Carvajal, como su padre dejaron claras desde el principio las intenciones del guardameta azulgrana. "Antes de hablar de dinero y años de contrato, su representante Ginés Carvajal nos dijo que la decisión ya estaba tomada, meditada y sopesada y que Víctor no continuaría a partir del 30 de junio de 2014. Es una decisión irrevocable", confesó Zubizarreta.

El director deportivo azulgrana ha asegurado que el club transmitió a Valdés la intención de ser renovado por el club, igual que ocurrió con otros pesos pesados de la plantilla como Puyol o Xavi recientemente. Asimismo, Zubizarreta ha explicado que hay que mostrar "respeto por la decisión de una persona que está aquí desde los 12 años. Tenemos que seguir dándole apoyo y animándole en la misma medida que en toda su carrera". Por último garantizó trabajar para encontrar un recambio de garantías: "Trabajaremos sabiendo que el 30 de junio de 2014, Víctor dejará de ser portero del Barça. Por lo tanto, buscaremos cuál es la mejor opción que nos ayude a tener el mejor equipo".

Vilarrubí le quita trascendencia

Por su parte, Carles Vilarrubí compareció ante las cámaras de TV3 para quitar trascendencia a la no renovación de Valdés: "No será un problema extraordinario sustituir a Valdés, será un trabajo más". El vicepresidente institucional del Barça coincidió con Zubizarreta a la hora de calificar de "irrevocable" la decisión transmitida por el portero, que se basa en la voluntad de descubrir "otras culturas, otros países, otro fútbol".

Vilarrubí le ha pasado la papeleta de resolver esta situación a Zubizarreta: "La dirección deportiva deberá encontrar un primer portero para cubrir la vacante que dejará un meta extraordinario como Víctor, que ha representado lo que ha representado y que ha compartido los éxitos del club durante tantos años". Sin embargo, el vicepresidente institucional ha reconocido que el club "tiene mecanismos y profesionales dentro de la casa con solvencia suficiente para resolver las bajas".

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad