Zanardi, el expiloto que ganó un oro tras perder las piernas

stop

El italiano se impone en la prueba paralímpica de ciclismo accionado con las manos

06 de septiembre de 2012 (14:21 CET)

El 15 de septiembre de 2001, Alex Zanardi sufrió un terrible accidente en el circuito alemán de Lausitz. A la salida de boxes, el entonces piloto de ChampCar perdió el control de su monoplaza y fue arrollado por su compatriota Alex Tagliani. El coche se partió en dos y Zanardi estuvo varios días en coma. Salvó la vida porque le amputaron ambas piernas. Ahora es uno de los protagonistas de los Juegos Paralímpicos de Londres, donde ha ganado una medalla de oro en ciclismo, su nueva especialidad.

Zanardi, de 45 años, ha triunfado gracias a su fuerza de voluntad, su capacidad de superación y, sobre todo, su competitividad. Con una bicicleta accionada con las manos, ganó la contrarreloj de 16 kilómetros con un tiempo de 24 minutos, 50 segundos y 22 décimas. El podio lo han completado el alemán Norbert Mosandl (25:17.40) y el estadounidense Oscar Sánchez (25:35.26).

Una vida en el asfalto

Zanardi nació en Bolonia con un objetivo en la vida: competir en el asfalto. Inicialmente corrió en Fórmula 1 para las escuderías Jordan (1991), Minardi (1992) y Lotus (1993-94). Posteriormente, cambió de deporte y se pasó a la ChampCar (otra prueba automovilística en la que se proclamó dos veces campeón), en la que estuvo hasta 1999, año en el que regresó a la F-1 con Williams. No fue una experiencia positiva y abandonó definitivamente la gran competición. Su futuro estaba en la ChampCar.

El futuro parecía terminar bruscamente en 2001 con un accidente que pudo costarle la vida en Alemania, pero no su pasión por los coches. Compitió en el Mundial de turismos (WWTC) con un BMW adaptado con el que ganó cuatro pruebas, hasta que, sorprendentemente, un día cambió los coches por una bicicleta adaptada.

Subcampeón mundial en 2011, el gran triunfo le ha llegado en los Juegos Paralímpicos, competición en la que se premian las grandes gestas.

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad