Xavi quiere llegar al Mundial de Brasil con España

stop

El centrocampista del Barça dice que quiere seguir formando de la actual generación de futbolistas

El centrocampista, en acción / EFE

10 de septiembre de 2012 (14:23 CET)

El Mundial de Brasil, posiblemente, sea el último gran reto de Xavi Hernández. El centrocampista del Barça, que entonces tendrá 34 años (nació el 25 de enero de 1980), confesó este lunes que quiere jugar dos años más con la selección española pese a padecer varios problemas en el sóleo de sus dos piernas. El primero, probablemente, será este martes en Georgia.

"Me motiva estar en la selección porque me encanta convivir con esta generación de futbolistas", comentó Xavi el lunes por la mañana. "Será un gran Mundial en un gran escenario. Otra motivación adicional es que la actual generación nunca ha jugado contra Brasil", recalcó el centrocampista de Terrassa (Barcelona).

Talento y desgaste físico

Xavi cree que, como mínimo, todavía puede jugar dos años más a pleno rendimiento. Es un futbolista vital para el Barça y para la selección por su talento y, también, por su enorme desgaste físico (es uno de los jugadores que recorre más kilómetros) durante los partidos. Nadie interpreta los partidos mejor que él, pero Tito Vilanova, técnico azulgrana, quiere dosificar su participación en el equipo para que alcance su máximo rendimiento en la fase decisiva de la temporada.

España iniciará el martes la fase de clasificación para el Mundial de Brasil. En total tendrá que jugar ocho partidos oficiales en los próximos 15 meses, sin contar con los compromisos de carácter amistoso. Al Barça, mientras, todavía le quedan por jugar 35 partidos de Liga y un máximo de 13 en la Champions y siete en la Copa del Rey. Es decir, 55. Hasta ahora ha jugado cinco: dos en la Supercopa y tres en la Liga. La pasada temporada disputó 51.

Xavi, posiblemente uno de los mejores centrocampistas españoles de toda la historia, ha ganado dos Eurocopas y un Mundial con la selección absoluta. En 1999 ganó el Mundial sub-20 que se celebró en Nigeria. Allí comenzó su amistad con Iker Casillas, con quien compartió el Príncipe de Asturias que ambos ganaron la pasada semana.





Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad