Xavi abandonará el Barça y jugará en Catar por el acoso de Hacienda y la pérdida de protagonismo

stop

El centrocampista internacional, de 35 años, busca nuevo incentivos antes de plantearse su futuro como entrenador

El capitán del FC Barcelona, Xavi Hernández, dialoga con Alves en el campo del Manchester City / EFE

10 de marzo de 2015 (23:49 CET)

Xavi Hernández tiene decidida ya su salida del FC Barcelona. El capitán azulgrana finiquitará su ciclo en el club cuando acabe esta temporada y su futuro pasa por Catar. Otra opción es Estados Unidos, pero el centrocampista internacional, de 35 años, prefiere jugar en el Golfo Pérsico antes de plantearse su futuro como entrenador. Xavi y el Barça, según algunas fuentes, ya han pactado las condiciones de la rescisión del contrato que les une hasta el 30 de junio de 2016.

El considerado mejor jugador español de toda la historia busca nuevos incentivos. Tras perder protagonismo con Luis Enrique en el campo (ha participado en 26 partidos, en 16 como titular y en 10 como suplente, y ha marcado un gol), aunque no en el vestuario ­(medió en el conflicto entre el técnico y Messi), Xavi quiere terminar su carrera en un campeonato menos exigente, después de 17 años en el Barça. Temas deportivos al margen, el futbolista también está preocupado por la presión de Hacienda, pues el fisco considera que debe regularizar sus ingresos y declarar una parte de sus ganancias comerciales como renta personal, gravada por el IRPF.

Seis millones por temporada

El centrocampista, que se niega a regularizar su situación, abandonará la Liga. Quiere jugar dos o tres temporadas en Catar y pide un salario de seis millones de euros netos por temporada. Actualmente, Xavi cobra 13 millones brutos, más incentivos, en el Barça. El Al Sadd o el Al Arabí son los dos clubes con más opciones de contratar al jugador.

Xavi ya flirteó con el fútbol catarí hace nueve meses. Decepcionado por sus últimas suplencias con el Barça de Gerardo Martino y la selección española en el Mundial de Brasil, el futbolista comunicó a las personas de su confianza, a través de un mensaje escrito, que abandonaba el club azulgrana. El pasado junio tenía un acuerdo verbal con el Al Arabi que finalmente no prosperó. Después negoció con el Manchester City para fichar por su franquicia estadounidense, opción que descartó por motivos económicos.

Sin acuerdo con Rossich

El futbolista, que ha participado en cuatro Mundiales y tres Eurocopas desde 2002, optó por seguir en el Camp Nou después de que no alcanzara un acuerdo con el club azulgrana para rescindir su contrato. Xavi, según fuentes próximas al jugador, quería que la entidad asumiera, al menos, el salario de una temporada. Antonio Rossich, entonces director general del Barça, rechazó la propuesta del Xavi. Luis Enrique, por su parte, se reunió personalmente con el jugador. Le pidió que se quedara un año en el equipo con la condición de que asumiera su suplencia si no jugaba con asiduidad.

Xavi asumió el reto y espera cerrar su etapa barcelonista con algún título de prestigio. El Barça es el único club español que puede ganar la Liga, la Champions y la Copa del Rey. El próximo julio, previsiblemente, se celebrarán unas nuevas elecciones presidenciales.