Volkswagen y Red Bull, polos opuestos en el fútbol alemán

stop

El Wolfsburgo sufre un duro recorte en sus inversiones mientras que el Leipzig plantea un presupuesto de 50 millones en fichajes para el año que viene

Carles Huguet

Kevin de Bruyne (izquierda) y Yussuf Poulsen (derecha) son las estrellas del VfL Wolfsburgo y el RB Leipzig respectivamente.
Kevin de Bruyne (izquierda) y Yussuf Poulsen (derecha) son las estrellas del VfL Wolfsburgo y el RB Leipzig respectivamente.

22 de abril de 2015 (00:00 CET)

El Wolfsburgo es el equipo de moda en Alemania, segundo clasificado de la Bundesliga. Capaz de protagonizar exhibiciones como la del pasado 30 de enero, cuando le endosó un 4-1 al todopoderoso Bayern de Múnich. En cambio, el RB Leipzig es un conjunto recién ascendido a segunda división, que marcha quinto en la tabla con muy pocas opciones de repetir éxito. Unos son propiedad de Volkswagen y otros de Red Bull. Unos van a tener un aumento en sus ingresos mientras que a otros les van a cortar el grifo.

Volkswagen, propietaria del VfL Wolfsburgo, ha decidido reducir su inversión de los 80 millones de euros a sólo 30, según informa el Bild. El conjunto de la Baja Sajonia ha visto como, gracias a las aportaciones, ha podido incorporar a André Schürrle por 32 millones o a Kevin de Bruyne por 25. Y no ha tenido que vender sus mejores activos. Lejos del recorte, la compañía automovilística registró un beneficio de 11.068 millones de euros en 2014.

El caso del RB Leipzig

En el polo opuesto de la moderación se encuentra el RB Leipzig, propiedad de los directivos de Red Bull en un 50%. En 2009, la empresa compró la licencia del SSV Markranstädt, de la quinta división, con el objetivo de llegar a la Bundesliga entre 2014 y 2016. Por el momento, el ascenso parece que deberá esperar otro año.  A falta de cinco jornadas, el conjunto oriental se encuentra a seis puntos de los puestos de honor.

Aun así, la directiva ya planea la temporada que viene y ha desembolsado 8 millones de euros para hacerse con Davie Selke, una de las mayores promesas del país. Además, el mismo Bild avisó (y el portal MarcadorInt recogió) que de lograr el ascenso, el RB Leipzig tendrá un presupuesto de 50 millones de euros para fichar. Algo sólo al alcance del Bayern de Múnich, el Borussia Dortmund y el Wolfsburgo, hasta ahora. Este año, para estrenar la segunda división, el equipo ya contrató al israelí Omer Damari por 7 millones.

La normativa alemana

La legislación de la Deusche Fussball Liga obliga a que el 51% de la propiedad de un club sea de sus socios. Solamente contempla dos excepciones: El Bayer Leverkusen, fundado por trabajadores de la farmacéutica, y el Wolfsburgo, relacionado con Volkswagen desde hace más de 50 años. La compañía de bebidas energéticas posee menos del porcentaje máximo que establece la norma.

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad