Vilanova: "Tenemos que hacer un vídeo con todas las imágenes y patadas de Pepe. Qué va a decir él"

stop

Tito no se calla ante las acusaciones del central portugués, que acusó a Iniesta de hacer teatro

Vilanova saluda a Mourinho

08 de octubre de 2012 (00:12 CET)

Sin levantar la voz, pero sin callarse. Tito Vilanova no se mordió la lengua a la hora de responder las quejas de José Mourinho y las provocaciones de Pepe, que volvió a llamar "teatreros" a los futbolistas del Barça.

"Para no querer hablar de los árbitros, bien que ha hablado. El segundo gol es una falta clarísima que le hacen a Andrés. Arbitrar es muy difícil", declaró el técnico azulgrana en rueda de prensa. "Y sobre Pepe, tenemos que hacer un vídeo con todas sus imágenes y patadas. Qué va a decir él", añadió. "Dentro de un partido hay tantas jugadas, que al final es muy difícil que un árbitro acierte todas. Quiero que hablemos del fútbol, del espectáculo que se ha visto en el campo"

Sobre la gran novedad de su alineación, al colocar a Adriano en el eje de la zaga, Tito reconoció que no fue hasta "el viernes" cuando tomó la decisión después de consultarla con el jugador. "Le quiero agradecer el esfuerzo", manifestó, antes de hacer lo mismo con Piqué, aunque "no ha podido ser". "Creo que era una apuesta arriesgada, le hemos dado muchas vueltas y ha hecho un gran partido. Alex Song tiene toda mi confianza", explicó Vilanova antes de justificar la titularidad de Adriano en detrimento del camerunés porque "el Real Madrid es un equipo que le busca siempre la espalda a los defensores".

Satisfacción por la ventaja


A pesar de disponer de un tercer cambio que finalmente no realizó, Vilanova optó por afrontar la recta final del encuentro con el planteamiento inicial. "No era cuestión de volvernos locos", espetó el de Bellcaire d'Empordà, "normalmente cuando haces un cambio, crees que el equipo puede mejorar. Si hubiéramos estado por debajo, seguramente habría puesto un delantero. No veía mejora para estos últimos minutos". Tito, no obstante, se mostró satisfecho de poder conservar los ocho puntos de ventaja después de siete jornadas.

"Si a principios de temporada nos dicen que después de enfrentarnos al Madrid estaríamos a ocho puntos, lo habríamos firmado", sentenció el entrenador blaugrana, quien no considera que el Barça haya dejado escapar una oportunidad única para haber sentenciado la Liga. "Creo que no se nos puede decir nada por el rendimiento y por cómo hemos encarado el partido, con la ambición de ser dominadores, ante todo un Real Madrid muy rápido y que es uno de los mejores equipos que hay".

Preguntado por el gran ambiente vivido en el Camp Nou, Tito destacó el gran comportamiento de la afición – "ha sido muy bueno, la gente del barcelonismo se ha comportado como toca y hay que darles las gracias por cómo nos han ayudado"- y pasó nuevamente de puntillas ante las reivindicaciones políticas. "Esto es un partido de fútbol, la cuestión política se tendría que debatir en otro sitio", concluyó.

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad