Vilanova será operado este jueves de un tumor en la glándula parótida

stop

El Barça anuncia que el técnico estará seis semanas de baja y que precisará sesiones de quimioterapia y radioterapia

Vilanova, en la sala de prensa del Camp Nou / EFE

19 de diciembre de 2012 (19:25 CET)

Tito Vilanova, actual entrenador del Barça, será intervenido este jueves de un tumor que se le ha reproducido en la glándula parótida. El técnico de Bellcaire d'Empordà será operado en el Hospital Vall d'Hebron, donde permanecerá ingresado entre tres y cuatro días.

El club, a través de un comunicado enviado a las 18:28 horas, anunció que Vilanova "se someterá después a tratamiento de quimioterapia y radioterapia durante unas seis semanas". "Durante este periodo de tiempo, y según su evolución, se podrá compatibilizar el tratamiento y su vida laboral", añadió el Barça en su nota.

Rosell y Bartomeu, con Tito en la Ciutat Esportiva


Unos minutos antes, Vilanova acudió a la Ciutat Esportiva Joan Gamper, en Sant Joan Despí, para informar a los jugadores del Barça de sus problemas de salud antes de que el equipo iniciara una sesión de entrenamiento que dirigió el segundo entrenador, Jordi Roura. Vilanova estuvo acompañado por Sandro Rosell, presidente de la entidad, y Josep Maria Bartomeu, vicepresidente deportivo. La preocupación por su salud contrastó con la presencia de Eric Abidal, que el día anterior había recibido el alta médica tras el trasplante de hígado al que fue sometido el pasado mes de abril.

Durante todo el día, el Barça recibió mensajes de apoyo de muchos clubes y entidades deportivas. El gran rival del equipo azulgrana, el Real Madrid, emitió un comunicado oficial para "expresar todo su apoyo, cariño y afecto al entrenador del FC Barcelona, Tito Vilanova, a quien desea la más rápida recuperación". Joan Collet, presidente del Espanyol, manifestó: "En representación de toda la institución y de los socios del Espanyol, le deseamos una pronta recuperación".

Agredecimientos de su hijo

Adrià Vilanova, hijo del actual entrenador del Barça y jugador de las categorías inferiores del club, también agradeció el cariño recibido durante todo el día. "Muchas gracias a todos por los ánimos, sois muy grandes. Todo saldrá bien. Un saludo", escribió en su cuenta de Twitter.

Los problemas de salud de Vilanova empezaron a difundirse en páginas web y redes sociales desde el mediodía. Hacia las 11.00 horas, el Barça envió una nota en la que comunicaba la suspensión de una comparecencia del presidente Rosell y la cancelación de la tradicional comida de navidad con los medios informativos. También se anuló la tradicional cena con los empleados de la entidad. Durante más de siete horas, el club silenció, oficialmente, los problemas de Vilanova y la reunión que Ramon Canal, jefe de los servicios médicos del Barça, y el doctor Daniel Medina mantuvieron con los médicos del Hospital Vall d'Hebron.

Vilanova, que ya fue operado de un tumor en la glándula parótida el 22 de noviembre de 2011, supo que su enfermedad se había reproducido el martes por la tarde tras someterse a una revisión médica en el Hospital Vall d'Hebron. Este miércoles al mediodía fue informado del resultado de la última biopsia.

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad