Vilanova mejora las prestaciones del Barça

stop

La reconversión de Adriano como central y la recuperación de Cesc Fàbregas, grandes aportaciones del técnico azulgrana

Tito Vilanova, dirigiendo un partido del Barça / EFE

30 de octubre de 2012 (10:29 CET)

El Barça, con 11 goles encajados en nueve partidos de Liga, debe mejorar sus prestaciones defensivas. Las lesiones de Puyol y Piqué han debilitado la retaguardia azulgrana, pero el equipo mantiene intacto su potencial ofensivo, con 29 goles en el inicio de la competición. Messi, con 13, es la eterna referencia barcelonista, pero varios son los futbolistas que han mejorado su rendimiento con Tito Vilanova, un entrenador de poca palabras y trato directo.

Cesc Fàbregas: Lograr el encaje ideal del mediapunta internacional, sin modificar su esquema (4-3-3), era el gran reto de Vilanova. Parecía que no combinaba bien como interior y sólo rendía a un buen nivel como falso delantero centro. Titular en todos los partidos de Liga, Fàbregas ha tenido un gran protagonismo desde que calmó su ansiedad con dos goles en el campo del Sevilla. En un equipo con mucho orden y pausa, él aporta otro registro. Es, sin duda, el centrocampista con más pegada

Adriano: Solvente como extremo y, sobre todo, como lateral, el brasileño se ha reinventado esta temporada como central por las ausencias de Puyol y Piqué. Vilanova valora su velocidad y su capacidad de anticipación. Es un futbolista multiusos que ha solucionado importantes problemas para su entrenador. Está en estado de gracia y sus lesiones musculares forman parte del pasado.

Pedro: Ha vuelto la mejor versión del delantero canario. Su rendimiento la pasada temporada no fue satisfactorio. Lesiones, falta de competitividad... Pedro dejó de ser un futbolista muy valorado por Guardiola, aunque terminó bien el curso. Ahora vuelve a ser un jugador muy útil por sus movimientos ofensivos y su constante brega. Incisivo en ataque, recupera muchos balones por su presión a la defensa rival.

Montoya: La gran sorpresa. El lateral de la cantera debía interpretar un papel muy secundario, pero se graduó con nota en el Barça-Madrid. Sustituyó a Alves y completó un meritorio partido. Solvente en defensa, cada vez interpreta mejor el juego del equipo. Sube menos que el brasileño, pero con mucho criterio y, actualmente, ofrece más garantías. Su irrupción contrasta con el mal inicio de Alves.

Xavi e Iniesta: Son dos futbolistas básicos en el engranaje del Barça. El primero aporta control y la mejor lectura posible de cualquier partido. El segundo, desequilibrio y muchas dosis de genialidad. Son los mejores socios de Messi y Vilanova está dosificando su aportación al equipo. No juegan siempre porque el técnico quiere que lleguen al tramo decisivo de la temporada en un estado de forma óptimo. Ante el Rayo, por ejemplo, Iniesta fue suplente.

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad