Vilanova asegura que el Barça mantiene su fidelidad al fútbol de toque

stop

El técnico azulgrana niega que el equipo apueste ahora por un juego más directo el día antes de jugar contra el Deportivo en Riazor

Tito Vilanova, en rueda de prensa / FCB

19 de octubre de 2012 (17:02 CET)

Riazor fue, durante un tiempo, un campo muy complicado para el Barça y el Real Madrid. A finales del siglo XX, el Deportivo discutió la supremacía de los dos grandes clubes, ganando la Liga en 2000 y la Copa del Rey del 'Centenariazo' en el Bernabéu. Después llegaron tiempos difíciles cuando su economía encogió y un traumático descenso a Segunda en 2011. Este sábado, el Barça se reencuentra con una nueva versión del Depor, menos ostentosa pero con un gran apoyo popular que perdió en los últimos años.

Deportivo y Barça se encuentran, casi, en las antípodas. El club azulgrana, con un presupuesto de 470 millones de euros, vive en la abundancia y el equipo de Tito Vilanova lidera la clasificación, con 19 puntos de 21 posibles. La entidad coruñesa, con un presupuesto de 40 millones, espera que su equipo se estabilice en la máxima competición. Comenzó bien la Liga, pero ahora ocupa la antepenúltima posición con seis puntos.

Piqué no va convocado

Tito Vilanova, entrenador del Barça, auguró este viernes un partido complicado en Riazor tras la doble jornada internacional de la última semana. No aclaró, sin embargo, si prescindirá inicialmente de algún futbolista, como hizo en Getafe con Messi. "Cada situación es diferente. Todo depende de cómo hayan vuelto, pero esta vez han tenido un mejor viaje y han descansado más. Y se han entrenado dos veces", comentó el técnico azulgrana.

El Barça aspira a su séptima victoria en la Liga y, de paso, quiere reivindicar su actual modelo futbolístico. "No estoy de acuerdo que seamos más directos y tengamos menos posesión de la pelota", aclaró Vilanova, quien negó conj más rotundidad que el club haya recopilado imágenes violentas del madridista Pepe en un vídeo.

En Riazor, Vilanova no podrá contar con Piqué, que todavía no se ha recuperado de su lesión, y por primera vez ha convocado a Jonathan dos Santos. En A Coruña también podría dar más protagonismo a Villa, que no jugó ante el Real Madrid y epicentro de algunos debates malintencionados: "Su situación no es la misma que en otras ocasiones porque acaba de salir de una lesión grave, pero Villa cada día está mejor".

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad