Vettel emitió una tonelada de CO2 al espacio durante el Mundial de Fórmula 1

stop

Los equipos estrenan motores ecológicos en 2013 para reducir la contaminación de la competición

Vettel, con el motor roto

30 de noviembre de 2012 (18:12 CET)

La Fórmula 1 tampoco es ajena a un nuevo mundo más sostenible. Terminó el Mundial que coronó a Sebastian Vettel como el piloto más joven en conseguir la triple corona, pero fue un campeonato con mucha contaminación. El alemán –y los otros pilotos— ha emitido una tonelada de CO2 al espacio durante el año. Después de los 20 Grandes Premios, el negocio ha enviado a la atmósfera alrededor de 190 millones de toneladas de dióxido de carbono. En 2013, los bólidos estrenarán motores ecológicos. Será un Mundial más verde.

La FOTA (Formula One Teams Associations), que engloba a todos los equipos del Mundial, tomó conciencia ecológica hace un par de años después de realizar un estudio. En él se observaba que la Fórmula 1 emitió, en 2009, 215.588 toneladas de dióxido de carbono. Una cifra que no contempla todos los gases que propgan los aficionados que se desplazan a los Grandes Premios.

La fabricación y los aficionados, en el punto de mira

El objetivo de todas las partes era reducir en un 12% las emisiones en 2012, y todavía más en 2013. De hecho, los nuevos motores, estudiados conjuntamente por la Federación Internacional del Automóvil (FIA) y los equipos de la parrilla, consumirán un 35% menos de combustible y pasarán de 2,4 litros a 1,6 litros, además de estar vinculados a sistemas híbridos de recuperación de energía cinética (KERS).

Asimismo, dentro del circo de la Fórmula 1 los pilotos son los que menos contaminan. Durante una carrera se emite alrededor de una tonelada de CO2 al espacio. O lo que es lo mismo, lo que un turismo contaminaría en cuatro viajes de Barcelona a Copenhague. La parte más contaminante del negocio es la fabricación de los coches (y el túnel de viento) y, sobre todo, el desplazamiento de los equipos a los circuitos.

Sea como sea, la Fórmula 1 ha decidido reducir las emisiones al espacio, dado que nunca ha anunciado que compense la contaminación con proyectos de desarrollo limpio. Limitar el número de entrenamientos durante el año y eliminar el repostaje durante las carreras para evitar derrochar gasolina son algunas de las medidas que se aprobaron en 2010.

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad