¡Vendo camiseta!

03 de marzo de 2015 (12:49 CET)

Es bien conocido el interés de algunos clubs de la Primera División española en dar a conocer los excelentes contratos publicitarios relacionados con la venta de su camiseta o de otros activos, como el nombre de los estadios, los acuerdos de patrocinio o de televisión, e incluso la venta de merchandising. Y puede que a nivel individual las cifras sean escandalosas en algunos casos, pero no es más que el reflejo de las enormes diferencias entre los clubs "ricos" como el Barça o el Real Madrid y el resto.

Y no lo digo yo, lo dice un informe elaborado por una consultora en el que queda evidenciado que a nivel individual pueden hacerse grandes negocios pero que a nivel colectivo nuestra liga no es ni la primera, ni la mejor del mundo.

El año pasado la Premier consiguió por la sponsorización de las camisetas de los equipos de su liga algo más de 200 millones de euros sumando un 36% en relación a 2013, en el que los ingresos fueron de 157 millones. La Bundesliga alemana, esa en la que solo parece existir un equipo, también superó a la nuestra ya que sus equipos aumentaron casi un 10% sus ingresos y pasaron en dos años de los 128 a los 139 millones de euros.

La Liga francesa, que deportivamente es una de las mas modestas si exceptuamos al Paris Saint-Germain que parece ocuparlo todo, también creció por encima de los dos dígitos, sumando un 13% y pasando de unos modestos 85 millones a los casi 100. Lo mismo le ocurrió al Calcio italiano que reportó a los clubs más de 80 millones de euros con un crecimiento del 21% con respecto al año anterior.

En cuanto a la Liga se llegó a crecer un 30% superando los 110 millones de euros. El crecimiento llegó propiciado por el nuevo contrato del Real Madrid con Emirates y muy modestamente por el nuevo patrocinio del RCDE con Power8.

Si a la sponsorización de las camisetas le sumamos los ingresos por derechos de televisión que tienen los dos clubs más privilegiados de la Liga, no es de extrañar que ya esté sobrevolando sobre la LFP la idea de la celebración de una huelga en el fútbol español. En la próxima asamblea se decidirá. Y todo por los contratos de televisión, que la inmensa mayoría defienden que se negocien conjuntamente como ocurre en las grandes ligas europeas.

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad