Valero Rivera hijo: "Ahora voy con Catar, la familia es lo primero"

stop

El extremo izquierdo, el entrenador Manolo Cadenas y el portero Pérez de Vargas coinciden en los motivos de la derrota

Joan Cañellas y Valero Rivera se lamentan durante el España-Francia en Catar | V.Malo

30 de enero de 2015 (22:18 CET)

Valero Rivera, hijo, no podrá medirse contra el equipo de su padre el próximo domingo en la final del Mundial de Balonmano. España cayó ante Francia, mientras que Catar ganó a Polonia. El jugador se alegra por su padre y, en declaraciones a Diario Gol, asegura que quiere que gane la final: "Estoy súper orgulloso de mi padre, de su equipo y del padrino de mi hijo, que es Borja. Ahora ya voy con Catar para la final, no hay duda, la familia es lo primero".

Halaga el sistema de juego de Valero Rivera con Catar: "El equipo ha cogido bien el sistema de mi padre... Es el sistema que tiene él. Mucha constancia, las ideas claras y todo el trabajo que han hecho paga en la pista".

Sobre el estado de ánimo tras la derrota: "Estamos mal, siempre duele perder una semifinal, pero ahora más que nunca tenemos que estar todos juntos y luchar para llevarnos una medalla dentro de dos días".

Sobre su larga estancia en el banquillo a pesar de que llevaba varios partidos marcando muchos goles y siendo decisivo: "Cristian [Ugalde] ha estado muy bien en la segunda aprte. No tengo que decir. Es cosa del entrenador y me alegro por Cristian porque también es muy bueno y se merecía seguir porque estaba jugando muy bien".

El entrenador, Manolo Cadenas, y el portero del equipo español, Gonzalo Pérez de Vargas coincidieron en las causas de la derrota en declaraciones a este medio.

Cadenas no evita la autocrítica: "Independientemente de que delante tengas a una de las mejores defensas del mundo, nosotros tenemos que jugar más colectivamente. No conseguíamos dar fluidez a la velocidad de balón, nos hacían muchas faltas... Ellos eran capaces de defender bien el uno contra uno y cuando teníamos alguna pequeña ventaja colectiva siempre la amortiguaban. Ello nos ha generado impotencia. En la segunda parte, sin embargo, hemos llegado más al gol pero ha faltado el acierto y ha estado muy bien Omeyer [portero, nombrado MVP del partido]. En el primer tiempo hicimos 14 goles pero claro, nos hicieron 18. Omeyer fue decisivo el año pasado y este también".

Gonzalo Pérez de Vargas: "Estamos jodidos, pero todavía queda un partido más y tenemos que hacer un último esfuerzo para llegar a España con una medalla que nos merecemos. En la segunda parte hemos estado muy bien en defensa, nos han metido muy pocos goles pero Omeyer ha estado muy acertado. En la primera parte hemos tirado el partido, con poca intensidad detrás, dejándoles jugar muy a gusto y yendo a la media parte con cuatro goles de desventaja que eran muy difíciles remontar a pesar de que hemos vuelto al partido".

"En la primera parte hemos metido 14 goles, no ha sido ahí el problema. Ha sido más en la segunda, donde nos hemos topado con su portero y donde el ritmo del balón era muy lento, se paraba mucho el juego y no encontrábamos soluciones de tiro fácil. Nos merecemos volver con una medalla. Vamos a descansar, a pensar en lo que hemos hecho mal hoy, intentar resolverlo para el domingo y volver a España con un sabor dulce que puede ser esa medalla de bronce", sentencia el portero del Barça.