Usain Bolt, imagen de la marca 'negra' Puma, inaugura la Navidad en Barcelona

stop

La casa alemana, que patrocina en su mayoría el deporte africano, le paga siete millones de euros anuales al hombre más rápido

Usain Bolt, durante el acto de Puma en Barcelona | Gerard Mateo

23 de noviembre de 2012 (18:02 CET)

Puma, la casa alemana de artículos deportivos, tiene el difícil papel de competir, en un mundo dual, a la sombra de Nike y Adidas (los hermanos Dassler fundaron Adidas y Puma por separado después de disolver el negocio familiar, Gebrüder Dassler Schuhfabrik). Así, mientras los dos gigantes se reparten Europa y Asia de la mano de Messi y Ronaldo, a la marca felina se la relaciona con el mundo 'negro'. Su máximo reclamo se llama Usain Bolt, que ingresa unos siete millones de euros solo por ponerle cara a Puma. El jamaicano estuvo este viernes en Barcelona en un acto promocional.

Curiosamente, Puma patrocinará el Gran Premio de Brasil de fórmula 1 que decidirá, un año más, el campeonato –en favor de Alonso o Vettel—. Además, la marca le paga a 91 deportistas –entre ellos al atleta jamaicano— y a 36 equipos de diferentes modalidades (desde rugby, hasta fórmula 1). De hecho, tiene el monopolio en el continente africano, vistiendo a la mayoría de combinados nacionales de fútbol (entre ellos a Camerún, Costa de Marfil, Ghana, Togo, Senegal, Gabon o Suráfrica) y a uno de rugby (Namibia).

Publicidad y rapidez, de la mano

Uno de los últimos reclamos publicitarios de Puma fue unificar los colores de todas las selecciones africanas. Diseñó un tercer uniforme común para todas ellas, con la camiseta azul cielo y los pantalones y las medias de color tierra. No en vano, lo más destacado de esta iniciativa conjunta con el Programa Ambiental de las Naciones Unidas o UNEP (United Nations Environment Programme) fue, sin duda, su objetivo: financiar programas de biodiversidad en África, y en particular especies en peligro en el continente, como los leones, elefantes, gorilas y el zorro del desierto.

Con todo, Bolt ha participado en la última escena de este negocio. El único hombre capaz de conquistar el título mundial y el olímpico al mismo tiempo, tanto en los 100 metros (récord incluido con 9,58 segundos) como en los 200 metros, hizo gala de su rapidez también en la capital catalana. El jamaicano, de hecho, posó únicamente un minuto y medio ante los objetivos de fotógrafos y curiosos que se acercaron a la tienda ubicada en el Passeig de Gràcia de Barcelona. Llegó a las 15.00 horas, encendió el árbol, y posó para los medios entre las 16.00:00 horas y las 16.01:30 horas, con música 'reggae' de fondo. Incluso se atrevió a bailar. "Esperábamos que estuviera un poco más de tiempo", lamentaron los responsables del acto.

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad