Una somanta de patadas acaba con la vida de un línier en Holanda

stop

El suceso ocurrió en un partido de fútbol juvenil que terminó con la detención de tres futbolistas menores de edad

03 de diciembre de 2012 (21:36 CET)

El línier holandés Richard Nieuwenhuizen falleció este lunes a los 41 años de edad después de recibir un aluvión de golpes y patadas durante un encuentro de fútbol. La causa de su muerte no fue indicada hasta horas después de lo ocurrido en el partido entre el SC Buitenboys B3 y el Nieuw Sloten B1.

Tres jugadores del Nieuw Stolen de entre 15 y 16 años fueron detenidos, supuestamente, por protagonizar la brutal paliza. La policía no descarta detener a más sopechosos, según publica Sports Illustrated. El club ha anunciado en su página web que ha decidido echar del equipo a los jóvenes agresores.

Edith Schippers, ministro de deportes de Holanda, se pronunció en los siguientes términos para la emisora nacional NOS: "Es absolutamente terrible que algo así pueda suceder en un campo de deportes holandés".

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad