Una nueva polémica arbitral perjudica al Espanyol en Valencia

stop

Los de Pochettino caen en Mestalla con polémica tras sufrir un penalti en contra en los instantes finales

Diario Gol

Roberto Soldado celebra efusivamente el gol de la victoria sobre el Espanyol, que transformó tras un polémico penalti | EFE
Roberto Soldado celebra efusivamente el gol de la victoria sobre el Espanyol, que transformó tras un polémico penalti | EFE

17 de noviembre de 2012 (20:15 CET)

La crisis del Espanyol se agrava. El cuadro blanquiazul sumó una nueva derrota en la Liga al perder contra el Valencia (2-1) y se mantiene como colista de la categoría con tan solo 9 puntos en 12 jornadas. La mala suerte volvió a aliarse con un equipo que atraviesa una situación muy delicada, con Pochettino contra las cuerdas y el club inmerso en un proceso electoral cada vez más caliente. El Valencia se aprovechó de las desgracias ‘pericas' y sentenció el partido al límite del tiempo reglamentario con un polémico penalti que convirtió Roberto Soldado.

Los de Pellegrino dominaron claramente la primera mitad. Tuvieron más llegadas y pusieron el miedo en las carnes de un Espanyol con demasiadas urgencias. Tras un duro asedio a la portería ‘perica' en los primeros minutos, comandado por un disciplinado Soldado, llegó el tanto valencianista (m. 16). Fue obra de de Jonathan Vieira, que se fue por velocidad y batió por bajo a Cristian Álvarez.

A mejor fútbol, peores resultados

La reacción espanyolista llegó con el gol de Samuele Longo (m. 31). El artillero italiano acertó a anotar en boca de gol con una buena dosis de fortuna y ya suma su tercera diana con el conjunto perico. El gol dio tranquilidad al cuadro de Pochettino que, tras el descanso, saltó al césped con las ideas mucho más claras y dispuesto a ganar en el difícil campo de Mestalla.

Si el primer tiempo fue del Valencia, el segundo fue para el Espanyol, que consiguió construir en ataque y acercarse con peligro a la portería defendida por Diego Alves. Pero, no contentos con el empate ni unos ni otros, las ocasiones empezaron a sucederse en las dos áreas en los instantes finales. Hasta que llegó la polémica. Un dudoso penalti por manos de Héctor Moreno propició el gol de Soldado (m. 45) al límite del tiempo reglamentario. Un varapalo demasiado duro para el conjunto blanquiazul, que buscó el empate a la desesperada sin éxito.

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad