Una genialidad de Xavi derrota al Granada en un final trepidante

stop

El centrocampista internacional y Borja Gómez, en propia puerta, resuelven el partido en los últimos cinco minutos

El equipo celebra el gol del catalán | EFE

23 de septiembre de 2012 (01:03 CET)

El Barcelona de Tito sigue su marcha triunfal en Liga y se sitúa a una victoria del récord de Pep Guardiola (inició con seis victorias consecutivas la campaña 2009-10). Con un equipo de circunstancias por las lesiones y las decisiones técnicas, tuvo que salir Xavi del banquillo para resolver ante el Granada (2-0). El choque se decidió en el minuto 87.

Con una defensa férrea formada por dos ex centrocampistas de la Premier League (Mascherano y ‘multiusos' Alex Song, que ya parece criado en La Masia), quedó claro, una vez más, que el equipo azulgrana no tiene recambios para Xavi e Iniesta. Sin ellos, Messi pasa desapercibido, y al equipo le faltan la calma y el desequilibrio que aportan los mejores socios del argentino.

Messi, inquieto

El mejor jugador del mundo estuvo muy ‘solo' al lado de Fàbregas –sigue buscando su sitio— y de Thiago. No en vano, desperdició ocasiones que nunca marra. Inquieto durante gran parte del encuentro y molesto con algunos rivales, el ‘10' fue incapaz de marcarle al equipo ante el que se erigió como el máximo goleador de la historia del club la pasada campaña, superando al mítico César. La defensa, un inmenso Toño y un poste fueron testigos de ello. De todos modos, un centro suyo en tiempo añadido terminó en gol en propia meta del Granada.

Las soluciones llegaron desde el banquillo. Vilanova introdujo de golpe a Xavi y Pedro, y el equipo lo agradeció. Por un lado, clarividencia; por el otro, ganas, agresividad y peligro. El tándem perfecto que, unido a Messi, debía penetrar la muralla visitante. Poco después entró Tello en lugar de Adriano, el campo se abrió y el vendaval azulgrana encontró el premio por medio de Xavi (87'), el mismo que salvó los muebles en Los Cármenes la temporada pasada (0-1). Un gol con el exterior del pie que topó en el travesaño y botó dentro.

Granada, hundido

Anquela, técnico del Granada, ha estado a punto de repetir en el Camp Nou lo que hizo con el Alcorcón ante el Real Madrid en Copa. Los minutos finales se han convertido en un correcalles, y Víctor Valdés ha salvado un mano a mano clarísimo cuando el Barça, empujado por la afición (65.834 espectadores), más buscaba el gol. Acto seguido fue el turno de Toño, que lo salvó prácticamente todo hasta la genialidad de Xavi.

Superado el susto, todo sigue igual en Liga: el Barça, líder con 15 puntos de 15 posibles; el Granada, en zona de descenso, con 2 puntos. Mundos antagónicos.

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad