Un sabotaje en la iluminación del campo de Vallecas aplaza el Rayo-Real Madrid

stop

El partido se celebrará este lunes a las 19:45 horas si los técnicos logran subsanar la avería, que ha sido calificada como "muy grave"

Imagen de los cables cortados de la instalación eléctrica del Rayo Vallecano | EFE

23 de septiembre de 2012 (22:38 CET)

Vergüenza en Vallecas. Después de una larga espera, el partido que debía enfrentar al Rayo y al Real Madrid ha tenido que ser suspendido por causas ajenas a la entidad vallecana. Finalmente se jugará este lunes a las 19:45 horas.

Un "acto de sabotaje" en la instalación eléctrica que abastece el suministro del estadio de Vallecas ha dinamitado la ilusión del club franjirrojo, según ha explicado su presidente Raúl Santiago Martín Presa, visiblemente contrariado. A oscuras y sin poder entrar al estadio, los aficionados tuvieron que quedarse a las puertas para evitar males mayores. El club intenta, a marchas forzadas, encontrar una solución a la avería antes de este lunes, única fecha disponible para la celebración del partido antes del mes de febrero.

El horario, las 19:45 horas, contra la voluntad de Mourinho

Javier Tebas, vicepresidente de la Liga de Fútbol Profesional (LFP) ha confirmado que "el partido se jugará a las 19:45 horas del lunes para que no se solape con el partido que da La Sexta en abierto", el Deportivo-Sevilla, que se jugará a las 21:30 horas. Una decisión que no contentará a José Mourinho, que pidió expresamente al Real Madrid que hiciesen lo posible para que el partido se jugase a las 17:00 horas. Así lo explicó Miguel Pardeza, director deportivo del Madrid: "Dado lo apretado del calendario, nuestra intención es jugar a las cinco porque no tenemos las garantías de que se pueda jugar a las ocho (por la luz). Esta es la postura de nuestro entrenador y del club". Pese a la afirmación de Tebas, el Madrid no se da por vencido y tratará de jugar en una hora más temprana. 

El Rayo, en cambio, pidió que el partido se jugase a las 20:00 horas para que sus socios y aficionados pudieran acudir masivamente al estadio y no se viesen afectados por su jornada laboral. "El partido debe jugarse a las ocho de la tarde porque se han vendido más de 10.000 localidades y no queremos causar más perjuicios a los aficionados", manifestó Martín Presa. El encuentro, además, había sido declarado 'Día del Club', motivo por el cual todos los abonados del equipo franjirrojo debían pasar por taquilla. Pero el presidente ya ha confirmado que se devolverá el importe íntegro de las entradas a los aficionados que no puedan asistir en la nueva fecha. 

"Han cortado varias fases, foco a foco"

En relación al supuesto sabotaje, Martín Presa explicó que "han cortado varias fases de los cables de luz, foco por foco". Las primeras informaciones apuntaban que solo se había cortado una fase de iluminación, pero al parecer el incidente ha sido de consecuencias mayores, ya que se han visto afectados hasta 25 armarios de los focos de la zona de preferencia. "Lo vamos a denunciar", ha anunciado el presidente rayista. 


Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad