Un robot volador con una bandera desemboca en la suspensión del Serbia-Albania

stop

Los futbolistas y las aficiones se enzarzan en un conflicto político; la Policía detiene al hermano del primer ministro albanés

15 de octubre de 2014 (09:48 CET)

Espectáculo bochornoso en un duelo delicado. La aparición de un dron con una bandera de la Gran Albania ha desembocado en la suspensión del encuentro entre Serbia y Albania, correspondiente a la fase de clasificación de la Euro 2016. Los jugadores de ambos equipos y el público se han enzarzado en un conflicto político. La Policía ha detenido al hermano del primer ministro albanés como cabecilla del ataque del robot.

La UEFA había marcado en rojo el partido. El choque transcurrió con normalidad hasta el minuto 43, cuando el robot sobrevoló el estadio de Belgrado. El futbolista serbio Mitrovic cogió la oriflama para descender el aparato y seguir jugando; los albaneses lo tomaron como una ofensa y fueron a por él. El árbitro, Martin Atkinson mandó a los equipos a los vestuarios y suspendió el partido 30 minutos después, después de que la UEFA denegase a Albania la solicitud de vaciar el estadio para continuar.

Un sospechoso

La Policía ha detenido a Olsi Rama, hermano del primer ministro albanés, porque considera que fue el instigador del vuelo de la bandera. Estaba en el palco de autoridades del estadio de Belgrado.

La seguridad era estricta para un partido que tenía un tinte político insalvable, en un contexto de tensiones de larga duración entre serbios y albaneses sobre Kosovo, exprovincia serbia de mayoría albanesa que declaró su independencia en 2008. La OTAN libró una guerra aérea de 78 días en 1999 para detener la matanza y expulsión de personas de etnia albanesa en Kosovo por las fuerzas serbias que lucharon en una guerra de contrainsurgencia de dos años. Serbia no reconoce la independencia de Kosovo.

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad