Un hipotético fraude en la Fórmula 1 deja un equipo al borde de la desaparición

stop

Los nuevos y los antiguos propietarios de la escudería Caterham mantienen un conflicto por el control de la empresa; la fábrica está parada a 10 días de la siguiente carrera

Los pilotos de Caterham, Kobayashi (d) y Ericsson (c)

24 de octubre de 2014 (00:00 CET)

El equipo de Fórmula 1 Caterham amenaza con la retirada de la parrilla a mitad de temporada por fraude. Los nuevos propietarios se niegan a continuar la inversión mientras los antecesores, que reclaman dinero, sigan moviendo los hilos del equipo. El GP de Austin (Estados Unidos) podría comenzar con 10 equipos en lugar de 11.

La fábrica de Caterham, ubicada en Leafield (Reino Unido), está parada y desalojada a una semana del GP estadounidense. "No pagan las instalaciones", ha lamentado un responsable de la manufacturación de coches. Las relaciones son tensas pero existentes en busca de una solución urgente.

Dificultades para mantenerse en el Gran Circo

La compañía Engavest SA, supuesta propietaria de Caterham (antiguo Team Lotus) desde el 29 de junio pasado, denuncia que todavía no ha recibido el traspaso legal de las acciones de los antiguos dueños a pesar de que está financiando la temporada. Acusan al vendedor, Tony Fernandes, de colocar a sus socios de confianza en la gestión del equipo después de la transacción.

El mismo Fernandes denuncia a través de Twitter que Engavest debe dinero: "Si compras algo, lo tienes que pagar. Es simple". La situación es muy tensa. Fernandes gestiona y Engavest, paga todo lo relacionado con el peor equipo de la parrilla (0 puntos). Los pilotos Ericsson y Kobayashi esperan noticias. Solo permanecen en el Mundial cuatro de las 11 escuderías existentes en 2005: Ferrari, McLaren, Mercedes y Sauber.

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad