Un grupo de Boixos Nois está siendo juzgado por propinar palizas de "inhumana crueldad"

stop

Los 'Casuals' supuestamente se hacían pasar por autoridades públicas para robar droga a narcotraficantes

Uno de los Boixos Nois presta declaración ante la Audiencia de Barcelona | EFE

12 de septiembre de 2012 (21:08 CET)

Quince presuntos integrantes de los 'Casuals', la facción más radical de los Boixos Nois, han sido acusados de torturar a narcotraficantes y propinarles palizas de "inhumana crueldad" para robarles drogas. Desde el miércoles, estos aficionados ultras del Barça están siendo sometidos a un juicio penal en la Audiencia Provincial de Barcelona.

Ricardo Mateo, el supuesto líder, y otros 11 miembros del grupo han sido interrogados por el tribunal durante la sesión. Todos se han negado a prestar declaración y el juicio ha quedado aplazado hasta el próximo martes, entre otros motivos, por la actuación de la abogada defensora de Mateo. La letrada ha alegado que las "graves acusaciones" sobre su representado se basan únicamente en llamadas telefónicas que ha tildado de "meras conjeturas".

Acusados de cometer cinco delitos distintos

El Fiscal del caso pide para los 15 acusados unas penas de entre dos y 53 años de cárcel, por la supuesta comisión de los delitos de asociación ilícita, detención ilegal, robo, daños y lesiones contra la integridad física y contra la integridad moral.

Concretamente, están imputados por haber 'incautado' alijos de droga a narcotraficantes. Según apunta la acusación, los miembros de la banda se habrían hecho pasar por Guardias Civiles, gracias a que alguno de los componentes del grupo había formado parte del mencionado cuerpo policial en el pasado. Aprovechando esta circunstancia, y provistos de todo el material del cuerpo (chalecos reflectantes, placas insignia, carné profesionales, grilletes, guantes, etc.), engañaban a los 'narcos' para quedarse con sus sustancias prohibidas. Posteriormente, se recreaban torturando a los narcotraficantes a base de violentas palizas.

Otros acusados con antecedentes graves

Dentro del grupo de 15 acusados se encuentra Antonio Torn, más conocido como Antoñito, que estuvo implicado en las amenazas al ex presidente del Fútbol Club Barcelona Joan Laporta. La banda de Antoñito fue desarticulada en el año 2004, después de haber efectuado 'golpes' similares a los que son objeto del nuevo proceso.

Otro supuesto miembro de la banda es Carlos Muñoz. También conocido como Carlitos, tiene graves antecedentes penales: fue condenado en 2008 por matar a un joven a navajazos en el barrio de Sants, en Barcelona. Ambos se han negado a declarar.

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad