Un fondo de inversión americano pretende quedarse con el Espanyol

stop

Sánchez Llibre y Ramón Condal, máximos accionistas, negocian la venta de su paquete que podría comportar un cambio en la presidencia

Ramón Condal, Dani Sánchez Llibre y Sergio Oliveró

06 de mayo de 2015 (18:41 CET)

Daniel Sánchez Llibre y Ramón Condal, máximos accionistas del RCD Espanyol, negocian la venta de sus acciones con un fondo de inversión americano para evitar que la delicada situación económica del club repercuta en sus bolsillos.

Los anteriores presidentes del Espanyol controlan, aproximadamente, un 32% de la masa accionarial del club, mientras que el líder de la oposición, Sergio Oliveró, ya cuenta con el 24%. Ahora, Sánchez Llibre y Condal buscan una salida para sus acciones y sus avales. La operación podría rondar los 100 millones de euros.

Sergio Oliveró

El programa radiofónico Sin Concesiones, de RKB, asegura que "las negociaciones con el fondo de inversión están muy avanzadas" tras reunirse ambas partes en Madrid y añade que la venta de las acciones situaría a "Sergio Oliveró como presidente del Espanyol". Joan Collet, el actual mandatario, tiene un paquete accionarial "simbólico" y preside el club gracias al apoyo de Sánchez Llibre y Condal.

La misma fuente asegura que Collet y Oliveró buscan financiación para evitar que el Espanyol entre en concurso de acreedores y explica que el club no ha cobrado todavía las cantidades pactadas con Power8, su principal patrocinador.

En las oficinas de Cornellà-El Prat, por su parte, admiten que los máximos accionistas del club buscan, desde hace meses, un inversor potente, "ya sea americano, chino o de cualquier economía emergente". Niegan, sin embargo, una acción conjunta entre Collet y Oliveró.

Deuda con Hacienda

El Espanyol se encuentra en una situación económica muy difícil. El club arrastra una deuda con Hacienda de 43 millones de euros que espera reducir a 36 cuando finalice la actual temporada. Sin embargo, la entidad tiene problemas para cumplir los pagos con la Agencia Tributaria. También acumula retrasos con las nóminas de los futbolistas.

El consejo de administración del Espanyol, por otra parte, anunció que la deuda neta del club al acabar la pasada temporada era de 134 millones de euros. Cada año, por ejemplo, paga cuatro millones de euros por el crédito sindicado que solicitó para construir el nuevo estadio. El Espanyol ingresa cada año unos 50 millones.

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad