Un directivo de Florentino, involucrado en un caso de estafa

stop

Nicolás Martín-Sanz, vocal del Madrid y presidente del RM Castilla, se enfrenta a una condena de hasta seis años de cárcel y a una multa económica

Nicolás Martín-Sanz, directivo del Real Madrid

07 de octubre de 2015 (11:55 CET)

Nicolás Martín-Sanz García, empresario del sector de automoción y transportes, dueño de varios concesionarios de las marcas alemanas Opel y BMW, y vocal de Florentino Pérez en la junta directiva del Real Madrid y presidente del RM Castilla, se enfrenta a un juicio por estafa que podría llevarle a la cárcel por un periodo de hasta a seis años, informa El Mundo. Los hechos se remontan a 2012. La supuesta víctima es un empresario que había pedido un préstamo de 591.000 euros a Nicoh Proyectos e Inversiones, SL, compañía propiedad del directivo madridista.

En abril de aquel año, sin embargo, el empresario sufrió un infarto cerebral y quedó en coma. Quince días después, Martín-Sanz interpuso dos pleitos diferentes contra el empresario que había solicitado el préstamo, reclamándole en ambos casos la misma deuda, a la que añadió intereses y otras cantidades hasta un total de tres millones de euros.

La víctima, sin embargo, se recuperó del ictus, y sin saber que estaba demandado, canceló la deuda con Nicoh Proyectos e Inversiones, SL, mediante la dación en pago de dos fincas a la familia Martín-Sanz. Su sorpresa fue mayúscula cuando, tiempo después, comprobó que el Juzgado de Primera Instancia número 84 le había embargado y le reclamaban 1,6 millones de euros. Según la querella, el empresario y directivo del Real Madrid aprovechó presuntamente el infarto cerebral del prestatario para inventar una deuda ficticia, aprovechando la deuda real que sí existía.

Peticiones de pena de la acusación

Martín-Sanz recurrió la apertura de juicio oral. La Audiencia, no obstante, siguió adelante con el proceso al concluir que "no se entiende" que los pleitos que puso contra el prestatario siguieran vivos cuando la deuda estaba saldada. La Fiscalía pide a Martín-Sanz dos años de cárcel y una multa de ocho meses, a 12 euros diarios. La acusación particular, sin embargo, ejercida por el empresario que sufrió el ictus, aumenta su petición hasta los seis años y los 12 meses de multa; los mismos que solicita la acusación popular aunque elevando la cuantía de la multa a 20 meses. El Juzgado de Instrucción que investigó el caso le impuso al directivo madridista una fianza de tres millones en concepto de responsabilidad civil, cantidad que fue depositada con un aval bancario.

Nicolás Martín-Sanz García, además de directivo madridista, es patrono de la Fundación Real Madrid, cargo que ha desempeñado siempre con Florentino Pérez en la presidencia del Madrid. El pasado 3 de julio, el vocal madridista Luis Blasco tuvo que presentar su dimisión como directivo del Real Madrid por el caso de las tarjetas black de Caja Madrid.

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad