Un árbitro, a la nevera por corregir un penalti después de la repetición

stop

El colegiado argentino Germán Delfino rectifica una pena máxima y una expulsión después de ver la jugada por televisión

08 de abril de 2015 (11:17 CET)

Polémica tecnológica en Argentina. El árbitro Germán Delfino pasará una jornada en la nevera por la rectificación de un penalti y una expulsión después de ver la repetición por televisión. El colegiado del Vélez-Arsenal mandó a la caseta antes de tiempo a un defensa del conjunto visitante por una mano dentro del área, pero ordenó su reingreso en la cancha tras consultar con sus ayudantes y anuló la pena máxima. La infracción la cometió el delantero local, algo que sólo acertaron a ver los asistentes por televisión, acto prohibido por la FIFA.