Un alto ejecutivo del Barça rechaza a Soriano

stop

Raül Sanllehí, director del área de gestión del fútbol, fue tentado por el máximo ejecutivo del Manchester City para fichar por el club inglés

Raül Sanllehí y Andoni Zubizarreta / Archivo

31 de octubre de 2012 (15:59 CET)

El Manchester City se ha convertido en una amenaza para el Barça. No porque el club inglés se haya convertido en un nuevo rico del fútbol europeo, sino por la obsesión de Ferran Soriano, máximo ejecutivo de la entidad, en profesionalizar sus estructuras y potenciar al equipo 'citizen' a costa del cuadro azulgrana.

Fichado Txiki Begiristain como director deportivo, Soriano sondeó también a Raül Sanllehí, director del área de gestión de fútbol del Barça y persona muy bien relacionada con la UEFA y la ECA (Asociación de Clubes Europeos). Sanllehí, contratado por la directiva de Joan Laporta, sigue siendo una pieza básica en el engranaje deportivo del club azulgrana y es muy valorado por su habilidad para gestionar algunos fichajes, como el de Cesc Fàbregas. Soriano le transmitió su propuesta, rechazada por Sanllehí. Sí convenció, en cambio, a Esteve Calzada, ex responsable de marketing del Barça.

Temor en la cantera azulgrana

Soriano, enfrentado personalmente con Sandro Rosell desde que ambos coincidieron en la directiva del Barça que presidía Laporta, también ha contactado con Cesc Fàbregas y Sergio Busquets, futbolistas del agrado de Roberto Mancini, técnico del Manchester City. En el club también preocupan los flirteos del director ejecutivo del City con algunas promesas de la cantera azulgrana. Sergi Roberto, que el martes jugó con el Barça en Vitoria, es uno de los objetivos del club inglés, que está reorganizando su fútbol formativo.

Begiristain también ha recibido el encargo de Soriano de contactar con Pep Guardiola, tras avalar personalmente su ascenso como entrenador del primer equipo del Barça en 2008. Txiki, sin embargo, sabe que Guardiola no quiere abandonar su estancia en Nueva York, ciudad a la que se trasladó hace unos meses con su pareja y sus tres hijos. Sabe, además, que el ex técnico azulgrana ha recibido tentadoras ofertas de tres clubes, el Chelsea, el Milan y el Bayern de Múnich, que le seducen por su historia y un ambicioso proyecto deportivo. Y sabe también que Soriano quiso fichar a José Mourinho para sustituir a Frank Rijkaard en el Barça hace cuatro años y medio.

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad