Txiki Begiristain se une a Ferran Soriano en el Manchester City

stop

El ex secretario técnico del Barça se convierte en el director deportivo del club inglés con el objetivo de voltear la situación del equipo

Ferran Soriano y Khaldoon Al Mubarak

28 de octubre de 2012 (11:25 CET)

Txiki Begiristain ya es, oficialmente, el director deportivo del Manchester City, actual campeón de la Premier League. Ferran Soriano, director ejecutivo del club inglés, ha convencido al ex director técnico azulgrana con el objetivo de voltear la delicada situación deportiva del equipo en la presente temporada. Ambos coincidieron en el Barça de Joan Laporta entre 2003 y 2008. 

Sin embargo, a Soriano se le cuentan los proyectos por fracasos, por lo que habrá que estar atentos al devenir del City en los próximos meses. Sin ir más lejos, desde que accediera al cargo en septiembre, los resultados del equipo no han sido satisfactorias. Ni en la Premier (tercero, a un punto del Chelsea) ni, mucho menos, en la Champions, donde el equipo inglés suma un punto de nueve posibles y tiene muy complicada su clasificación para los octavos de final.

Barcelona City

En Manchester ya trabajan otras personas de la cuerda de Soriano. Por ejemplo, el ex director de marketing del club azulgrana Esteve Calzada y Marc Boixassa, del mismo departamento. La pregunta es si Txiki intentará tocar seducir a Pep Guardiola (ya le recomendó para el banquillo del Barcelona), quien tiene muchos números de entrenar al Bayern o al otro equipo de la ciudad de Manchester. Además, se teme que el City trate de tocar a los jóvenes de La Masia.

En el Barça, Begiristian contó siempre con la complicidad del ex presidente Joan Laporta y el aval de Johan Cruyff. Durante siete años, el equipo azulgrana ganó cuatro Ligas y dos Champions, entre otros títulos. El ex secretario técnico, en cambio, nunca tuvo una buena sintonía con Sandro Rosell, vicepresidente deportivo del club durante dos años que sugirió la contratación de Scolari como entrenador tras la primera crisis de Frank Rijkaard. Begiristain se posicionó a favor de la continuidad del holandés y Laporta resolvió a su favor. Un año y medio después, Rosell y directivos de su confianza presentaron la dimisión.

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad