Tres marcas retiran su patrocinio a Michael Schumacher

stop

El expiloto alemán, que se recupera de una grave lesión cerebral, ganó 18 millones de euros por sus acuerdos comerciales en 2012, el año de su retirada

Michael Schumacher, expiloto de Ferrari

18 de enero de 2015 (23:15 CET)

Michael Schumacher ha perdido a tres patrocinadores en los últimos seis meses. Jet Set y Navyboot, dos firmas de moda, notificaron recientemente que no prorrogaban su vinculación con el expiloto alemán, siete veces campeón del mundo de Fórmula 1. Por ambas, ingresaba unos cinco millones de euros anuales. Medio año antes había rescindido su alianza Rosbacher, una marca de agua mineral.

Schumacher ha dejado de ser un reclamo para las grandes marcas comerciales, que optan por no renovar sus contratos cuando finalizan en lugar de rescindirlos unilateralmente. El alemán, que sufrió un grave accidente en diciembre de 2013 mientras esquiaba en los Alpes franceses, sufrió un fuerte traumantismo craneal. Estuvo en coma y, actualmente, se recupera muy lentamente de las graves lesiones. Está paralizado, en una silla de ruedas, y no puede hablar.

Segundo deportista más rico

Schumacher se retiró de la Fórmula 1 en 2012, tras acumular siete títulos mundiales y una etapa final poco brillante, con el equipo Mercedes. Ese año ganó 26 millones de euros. Ocho los pagó la escudería alemana y los otros 18 llegaron de sus acuerdos de patrocinio con DVAG, Jetset, Navy Boot, Audemars Piguet, Schuberth, Rosbacher y Erlinyou.

Entonces, Schumacher era el segundo deportista más rico del mundo, con una fortuna cifrada en 634 millones de euros. Sólo le superaba el golfista estadounidense Tiger Woods.